Qué es un canal de retorno de audio, y en qué se diferencian ARC y eARC

Prácticamente todas las televisiones que podemos encontrar a día de hoy en el mercado cuentan con uno o varios puertos HDMI ARC, e incluso los modelos más nuevos ya tienen interfaz HDMI eARC. Pero, ¿qué significa este nombre y en qué se diferencian ambas variantes? A continuación, te lo explicamos al detalle.

Qué es ARC

ARC viene del inglés Audio Return Channel, o canal de retorno de audio, y sirve para que las televisiones, ordenadores o cualquier otra fuente de audio intermedia pueda enviar el audio del contenido que está reproduciendo a un dispositivo externo. Por ejemplo, si estamos viendo en la televisión una serie de Netflix y queremos que se escuche en un dispositivo de sonido externo en lugar de por los altavoces de la propia TV, usaremos el puerto HDMI ARC para enviar esa señal de audio.

Por norma general, en la TV o dispositivo de audio intermedio encontraremos este puerto claramente identificado.

Antes de la llegada del estándar ARC, se tenía que utilizar un cable analógico u óptico (TOSLINK, S/PDIF) para transmitir el flujo de audio digital entre el televisor y el dispositivo de sonido (que puede ser un amplificador, una barra de sonido, un sistema 5.1 Home Theater, etc.), y requería unos cuantos cables RCA. El canal de retorno de audio (ARC) permite reducir esto a un solo cable HDMI, lo que significa que por un único cable estaremos enviando tanto la información de vídeo como de audio de manera bidireccional.

Qué es eARC

eARC añade la palabra «Enhanced» (mejorado) al canal de retorno de audio, y la diferencia entre ARC y eARC es únicamente su ancho de banda. Esto significa que es capaz de enviar y recibir muchos más datos al mismo tiempo, lo que permite disfrutar de sonido Surround e incluso formatos como Dolby Atmos y DTS:X, además de otras muchas funciones avanzadas. Debido a las limitaciones de ARC, esto solo es posible cuando se utiliza la interfaz eARC.

Aquí podéis ver las diferencias.

 

Para terminar, debes saber que si tu televisión o equipo de sonido cuenta con interfaz HDMI 2.1, casi seguro que también es compatible con eARC aunque no lo ponga, ya que esta tecnología se implementó precisamente junto con esta versión de HDMI (pero ojo porque necesitarás un cable HDMI que soporte Ethernet). Además, eARC es retrocompatible con ARC, así que aunque los altavoces externos no tengan eARC, podrán funcionar en la interfaz eARC HDMI del monitor, y con el cable ya mencionado.