Qué significa que una fuente de alimentación sea 80 Plus White

Cuando vas a comprar una fuente de alimentación, uno de los parámetros en los que debes fijarte es sin duda en su certificación de eficiencia 80 Plus. Estamos acostumbrados a ver fuentes con certificación 80 Plus Gold, Platinum… pero, ¿qué es el certificado 80 Plus White? ¿Son buenas las fuentes de alimentación que lo portan? Vamos a verlo.

La certificación 80 Plus se ofrece a los productos que tienen más de un 80% de eficiencia energética en determinadas circunstancias, por lo que estamos hablando de fuentes de alimentación que en la conversión de un tipo de corriente a otra solo tienen una perdida del 20%. Además de otorgar un factor de potencia de 0,9 o más al 100% de su carga nominal. Esta certificación, que tiene diferentes niveles, es otorgada a través por un consenso común entre los fabricantes a las fuentes de alimentación para informar al usuario final de su eficiencia, de manera que de un único vistazo podamos saber si son buenas o malas, al menos en términos de eficiencia.

Por lo que no son las mejores fuentes de alimentación que podéis encontrar en cuanto a eficiencia energética, pero sí que otorgan un mínimo de calidad que hará que nuestro PC no desperdicie vatios o que el resto de componentes se vean afectados por tener una mala PSU instalada en el ordenador.

Qué significa el certificado 80 Plus White

Una certificación de eficiencia 80 Plus White, u 80 Plus a secas, es el certificado más bajo que una fuente de alimentación puede obtener, no obstante, sigue cumpliendo con el estándar de proporcionar más de un 80% de eficiencia energética bajo situaciones de carga del 20%, 50% y 100% con un factor de potencia de 0,9 o mejor.

En este caso, una fuente de alimentación con etiqueta 80 Plus White garantiza un 80% como mínimo de eficiencia cuando trabaja en tensiones de 115 V, y una eficiencia del 82% al 20% de carga, del 85% al 50% de carga y del 82% al 100% de carga cuando trabaja en tensiones de 230 V (la que usamos en Europa).

No son para la Unión Europea

Hablando de Europa y su normativa, desde hace algunos años ya se exige que todos los productos eléctricos tengan ciertos valores mínimos de eficiencia y estos son ligeramente inferiores a los establecidos en la certificación 80 Plus Bronze, la que va inmediatamente después de la 80 Plus White. Esto significa que muchas fuentes que portan esta certificación no pueden venderse en Europa por no cumplir con los requisitos mínimos de eficiencia, mientras que si veis fuentes que tienen el sello 80 Plus White y que sí se venden es porque sí que cumplen el estándar europeo y que, por lo tanto, están bastante cerca de haber sido 80 Plus Bronze y no White.

En todo caso, es un tema con el que deberéis tener cuidado, porque es posible encontrar algunos modelos que se están vendiendo sin cumplir con la normativa europea porque ya estaban en los estantes de las tiendas antes de que esta entrara en vigor.

¿Son buenas las fuentes de alimentación con esta certificación?

Que 80 Plus White sea la menor de las certificaciones 80 Plus (está por debajo de Bronze, Silver, Gold, Platinum y Titanium) no significa necesariamente que la fuente de alimentación sea mala, simplemente que no es de las más eficientes del mercado, pero siempre estará por encima de las fuentes de alimentación que no tengan certificación alguna, especialmente de las OEM donde se pueden encontrar algunas PSU con un rendimiento y eficiencia que son para darles de comer aparte por lo malas que son.

Por este motivo, una fuente con etiqueta 80 Plus White suele ser sinónimo de una fuente de alimentación fiable y con un rendimiento bastante decente, no obstante, con una etiqueta de precio bastante por debajo de la media. En otras palabras, suelen ser fuentes con una buena fiabilidad y rendimiento, a precios asequibles, así que no son para nada malas.

La letra pequeña de las 80 Plus White

Eso sí, por supuesto hay todo un elenco de fuentes de alimentación con mejor eficiencia en el mercado, pero no necesariamente con mejor rendimiento dado que hay otros muchos factores a tener en cuenta a la hora de determinar si una fuente de alimentación es buena o no más allá de la certificación 80 Plus White

Si nos tenemos que fiar únicamente de esta certificación, como os hemos dicho se encontrarían por encima de las OEM, especialmente si son de un fabricante de renombre. La subida de aranceles por parte Donald Trump ha hecho que se encarezcan mucho las fuentes de alimentación, siendo prohibitivos los modelos con certificaciones energéticas altas. Este aumento de precios va a llevar a muchas personas a comprar fuentes con esta certificación, ya que es la más económica.

Si no tenéis otra opción que conseguir un ordenador preconstruido aseguraos antes de comprarlo que al menos dispone de una fuente de alimentación que cumple con esta certificación. Desgraciadamente, la calidad de la fuente es lo primero que sacrifican algunos fabricantes con tal de conseguir diseños atractivos pero poco funcionales con tal de que todas las piezas quepan en el espacio asignado.

Es preferible una certificación mejor

Certificación 80 Plus

Especialmente cuando necesitamos mucha potencia, es muy recomendable observar la certificación energética. Es cierto que entre una fuente con certificación 80 Plus White y otra con certificaciones 80 Plus Bronze o Silver no existe mucha diferencia, así que, si estáis entre esas 3 certificaciones, os bastará con la primera certificación.

No obstante, existe un cambio significativo cuando nos vamos a la certificación 80 Plus Gold porque conseguiremos maximizar todo el consumo de nuestra fuente, alimentando a nuestros componentes de forma óptima sin tener que comprar una potencia alta. Por lo que si os podéis permitir una fuente con dicho nivel de certificación en vez de una 80 Plus White no lo dudéis ni un segundo.

En definitiva, y si bien 80 Plus White no es una certificación de la que huir, sí que es algo que deberíais evitar si buscáis un mínimo de eficiencia en vuestro sistema. Son fuentes mejores que las OEM que no portan ninguna certificación de eficiencia, pero tampoco son mucho mejores y sin duda os recomendaríamos ir a por fuentes que tengan mejor eficiencia si buscáis un mínimo de calidad.

2 Comentarios