Oculus Quest vs Oculus Rift S, ¿qué sistema de RV es mejor?

Oculus Quest vs Oculus Rift S, ¿qué sistema de RV es mejor?

Rodrigo Alonso

Si te has decidido por comprar un sistema de realidad virtual, seguro que Oculus es uno de los primeros fabricantes que te vendrá a la mente. No obstante, dentro de la compañía hay diferentes modelos para elegir, cada uno con sus pros y sus contras, así que para sacarte de dudas a continuación vamos a realizar una comparativa técnica entre los sistemas de realidad virtual Oculus Quest y Oculus Rift S, para intentar averiguar ya no solo cuál es el mejor de los dos, sino cuál se adapta mejor a tus necesidades.

No cabe duda de que ambos dispositivos que vamos a comprar hoy son excelentes elecciones, pero la realidad es que técnicamente tienen sus diferencias que, valga la redundancia, marcan la diferencia. Igualmente, hay una diferencia de precio notable entre ambas, y para muestra y que sirva de referencia aquí podéis ver los precios en Amazon España:

Así pues, vamos a proceder con la comparativa técnica entre las Oculus Quest y las Oculus Rift S para ver cuál de las dos se adapta mejor a lo que necesitas.

Oculust Quest vs Oculus Rift S: características técnicas

 Oculus Rift SOculus Quest
Resolución2560x14402880x1600
TecnologíaLCDOLED
Frecuencia de refresco80 Hz72 Hz
IPDSoftwareManual
AudioIntegrado 3.5mm jackIntegrado 3.5mm jack
TrackingOculus Insight
5 sensores
Oculus Insight
4 sensores
ControladoresTouchTouch
Cable5 metros
DisplayPort 1.2
USB-A 3.0
No
Precio (MRSP)399 euros399 euros

De buenas a primeras, podemos ver que las Oculus Quest no solo tienen una mayor resolución que las Oculus Rift S, sino que además utilizan tecnología OLED en la pantalla frente a la tecnología LCD de las Rift S. Eso sí, las Rift S salen ganando en cuanto a la frecuencia de refresco de la pantalla, ya que ésta es de 80 Hz frente a los 72 Hz que tienen las pantallas de las Oculus Quest. Si tenemos que declarar un ganador en este ámbito, nos quedamos con las Quest por la mayor resolución y la tecnología de la pantalla a costa de tener un poco menos de frecuencia de refresco.

Ambos sistemas de realidad virtual tienen audio integrado, y con conector minijack de 3.5 mm para auriculares externos si se quiere. En cuanto a los sensores, ambos están dotados del sistema Oculus Insight, pero las Rift S ganan a la partida porque tienen un sensor adicional, por lo que la precisión de los movimientos será mayor. Por cierto, que ambos utilizan los mismos controladores así que encontramos equidad a este respecto.

Donde encontramos la diferencia fundamental entre ambos sistemas es en el modo de conexión; las Rift S necesitan un PC para poder funcionar, con su IPD manejado por software, así que siempre serán dependientes de esto. Por su parte, las Quest no dependen de nada y, de hecho, cuentan con memoria interna (hay versión de 64 y de 128 GB por el momento) así que son bastante más «portables». Están equipadas eso sí con un procesador Qualcomm Snapdragon 835 que, evidentemente, no va a dar el mismo rendimiento que un PC gaming. Así pues, con las Quest ganamos portabilidad pero perdemos rendimiento, y debemos por ello declarar ganadoras a las Oculus Rift S.

Como podéis ver, a pesar de ser dos sistemas de realidad virtual bastante parecidos, en realidad tienen un trasfondo bien diferente. Mientras que con las Oculus Rift S tenemos un sistema de realidad virtual completo para PC, con las Oculus Quest tenemos la realidad virtual en cualquier parte, pero a costa de tener un rendimiento bastante inferior. Por lo tanto, cada tipo de dispositivo está diseñado para un tipo de usuario distinto, y lamentablemente tendrás que escoger entre mejor rendimiento o mayor portabilidad.

¿Cuál de los dos es más recomendable comprar?

Como ya hemos visto, depende del tipo de uso que quieras darle. Si pretendes tener la mejor experiencia de realidad virtual en PC entonces deberías escoger las Oculus Rift S, pero si prefieres portabilidad a costa de no tener el mejor rendimiento, entonces las Quest serán la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Ambos son unos excelentes sistemas de realidad virtual, pero si tuviéramos que escoger el mejor de entre los dos, nos quedaríamos con las Rift S precisamente por el rendimiento, porque al fin y al cabo es un término directamente ligado a tener una mejor experiencia de realidad virtual.