En el primer trimestre de 2021, los mineros compraron más de 700.000 GPUs

Todos sabemos que la minería de criptomonedas con GPU es uno de los factores que está generando la alta demanda que ha provocado la escasez de chips actual, un panorama que está siendo especialmente grave en el ámbito de las tarjetas gráficas y que precisamente por ello se achaca parte de la culpa a ello. Ahora tenemos los primeros datos empíricos de la magnitud de este problema, y es que según datos de Jon Peddie Research, más de 700.000 GPUs se destinaron a la minería de criptomonedas y eso solo durante el primer trimestre del presente año.

En un nuevo informe, la prestigiosa firma de investigación de mercado Jon Peddie Research arroja información real sobre el impacto que la minería de criptomonedas ha tenido en las ventas de GPUs desde comienzos de este año. No hace falta decir que AMD, NVIDIA y sus socios ensambladores se han beneficiado enormemente de la gran demanda de las mejores tarjetas gráficas, pero vamos a ver los datos que arroja el informe antes de sacar conclusiones.

Más del 25% de las GPU vendidas fueron para minería

La consultora estimó que el 25% de las tarjetas gráficas vendidas durante el primer trimestre de 2021 pasaron a las manos de los mineros y especuladores de criptomonedas. Eso corresponde aproximadamente a 700.000 tarjetas gráficas de gama alta y gama media diseñadas para gaming, y en términos monetarios estamos hablando de una suma de unos 500 millones de dólares.

Jon Peddie Research, que ha rastreado los envíos de AIB desde 1985, notó una caída sustancial en la tasa de conexión de AIB a PC; la firma observó que la tasa de apego se redujo hasta un 25% antes de finalmente recuperarse hasta el 50%. Luego, JPR utilizó una fórmula simple en la que el uso minero de AIB es equivalente a la diferencia entre la tasa de conexión normal de tendencia y la tasa de conexión existente.

Minería GPU JPR

La compañía asume que los mineros de criptomonedas profesionales tienen sus configuraciones dedicadas y compran estas tarjetas gráficas para usarlas de manera masiva. Por otro lado, también existen los mineros ocasionales que podrían invertir en un PC completo solo para minar criptomonedas, y en cualquier caso la firma admitió que su modelo de pronóstico no es tan preciso como antes debido a la escasez de componentes. Ya hemos sido testigos de revendedores y mineros que emplean bots de compra para poder hacerse con tarjetas gráficas en cuanto están disponibles en tiendas.

La inflación del precio de las GPU, en alza

La minería de criptomonedas utilizando la GPU no es la única razón de la drástica inflación de los precios en las tarjetas gráficas. La pandemia también ha jugado un papel importante en esta situación, ya que obligó a muchas fábricas a cerrar temporalmente e interrumpir las cadenas de suministro en el proceso. Se sabe que algunos de los componentes de las tarjetas gráficas, como los chips de memoria GDDR6 o los reguladores de voltaje, también han subido de precio desde el comienzo de la pandemia y según JPR, el aumento es de hasta el 70% a principios de año.

Tarjetas gráficas

AMD y NVIDIA están esencialmente intactos en la jerarquía de puntos de referencia de GPU, pero las dos empresas están adoptando posturas diferentes con respecto a la minería de criptomonedas. Para empezar, AMD ya ha declarado que no tiene ningún problema ni va a poner ningún impedimento con los consumidores que minan en sus tarjetas gráficas RDNA 2. NVIDIA, por su parte, sí que ha tomado medidas como lanzar la línea de tarjetas gráficas CMP dedicadas a la minería de Ethereum y otras criptomonedas, y al mismo tiempo ha implementado medidas paliativas para limitar el rendimiento de minado de sus GPU gaming.

A pesar de los esfuerzos de ambos fabricantes, o no esfuerzos en el caso de AMD, las tarjetas gráficas siguen agotadas en todas partes. Las pocas unidades fabricadas van saliendo a la venta a cuenta gotas y a precios absurdos (sin ir más lejos, conocidas tiendas de España están vendiendo GPUs a más del triple de su precio, con total impunidad y sin remordimiento alguno), hasta el punto de que algunas tiendas como la americana Newegg ha realizado sorteos no de las GPU en sí, sino que sorteaban el derecho a comprar una unidad.

El mercado de segunda mano está todavía peor, ya que las GPU Ampere y Navi se venden por el doble y hasta el triple de su precio. En pocas palabras, es un mal momento para comprar una tarjeta gráfica (al menos para juegos).