Las tarjetas gráficas RDNA 2.0 de AMD serán más rápidas gracias a Ryzen

La semana pasada ya vimos el primer avance de lo que podíamos esperar acerca de la nueva generación de tarjetas gráficas de AMD, donde una muestra de ingeniería batió sin problemas a la veterana RTX 2080 Ti. Según las últimas filtraciones, las GPU que están por llegar con RDNA 2.0 podrían ser mucho más rápidas que las actuales tarjetas gráficas de AMD gracias a un equipo específico de ingenieros provenientes de los procesadores Ryzen.

La arquitectura RDNA como tal tuvo lugar como concepto en algún punto de primeros del año 2018. En aquel momento, Lisa Su destinó recursos en base a un trasvase de ingenieros dentro de un grupo llamado Project Zen, el cual fue dirigido por Suzanne Plummer y donde la mayor parte de ellos provenían del diseño original de Zen para así potenciar e innovar en el diseño de una nueva arquitectura gráfica.

Tras la presentación de RDNA, la propia Plummer dijo que han aportado parte de la experiencia del equipo de desarrollo de los núcleos de CPU al equipo de gráficos, ayudando con su metodología y mejorando la frecuencia, rendimiento y potencia. Simplemente, continúa, han tomado lo mejor que han desarrollado internamente y han tratado de asegurarse de que han estado utilizando las mismas mejoras en toda la empresa.

Zen 1 impulsó el cambio para RDNA 1.0, las mejoras de RDNA 2.0 serán mayores

schedule-vega-apu

Según publicó en su cuenta de Twitter solo hace unos días el propio Robert Hallock, las mejoras que implementarán las APU Renoir con la tercera generación de iGPUs Vega pueden ser hasta un 59% más rápidas que la 2ª generación.

¿Qué tiene que ver esto con RDNA 2.0? El hecho de que al parecer, las primeras muestras sintomáticas del cambio que ha logrado el equipo de Plummer han llegado primero a las APU antes que a la presentación de la nueva arquitectura para gráficos como tal, ergo, es un anticipo de lo que las nuevas tarjetas gráficas podrían ofrecer.

 

Igualmente, no se está totalmente seguro de cómo RDNA 2.0 implementará las mejoras en los circuitos internos y transistores, así como tampoco se sabe cuánto es parte de la propia arquitectura, pero lo que se ha filtrado apunta a más unidades de cómputo y una mejor escalabilidad de frecuencias de reloj.

Las fuentes también confirman la nomenclatura de las tarjetas: RX 6000, donde además afirman que llegarán en algún punto de verano debido al hecho de que deben pulir detalles del diseño y sobre todo de optimización en sus drivers.

AMD RX 6000, Navi 21 y Navi 23: llega RDNA 2.0

amd-project-zen-evidence

Los chips, al parecer, serán Navi 21 y Navi 23, donde superarán sin problema los 500 mm2, por lo que junto con los 7 nm+ deberíamos ver una mejora drástica con respecto a RDNA 1.0, no en vano para poder trabajar con unidades dedicadas para Ray Tracing y al igual que hizo NVIDIA con Turing, las mejoras deben ser muy profundas.

Si el anticipo de Renoir y las filtraciones son una vara de medir correcta, NVIDIA puede enfrentar un problema mayor del que quizás suponía en un primer momento, ya que RDNA 1.0 como Zen 1 solo han sido los precursores de un cambio mucho más drástico que podremos ver en apenas unos meses.

Y es que al parecer, los rumores apuntan a una diferencia de rendimiento entre RDNA 1.0 y RDNA 2.0 muy similar a la vista entre Picasso y la propia Renoir. La cuestión, optimismos aparte, es si realmente AMD puede dar en un solo salto arquitectónico un paso tan grande en el rendimiento, y es que un 59% como afirma Hallock no es un GAP sencillo de alcanzar entre generaciones consecutivas en GPU.