¿Puede tu gráfica con Red Dead Redemption 2? 29 GPUs puestas a prueba

Ayer por fin fue el día en el que el esperado Red Dead Redemption 2 ha llegado a PC, con numerosas mejoras gráficas y, hasta tal punto, que incluso las tarjetas gráficas más potentes del mercado no pueden mantener el tipo cuando se juega a 4K. El juego contiene un benchmark para medir el rendimiento, y ya han aparecido los primeros datos que miden cómo se comportan hasta 29 tarjetas gráficas ejecutándolo a resoluciones 1080p, 1440p y 4K. ¿Puede tu gráfica mantener Red Dead Redemption 2 por encima de los 60 FPS?

Cuando sale un nuevo juego para PC, el desarrollador generalmente proporciona información técnica para saber si vamos a poder ejecutarlo sin problemas o no, lo que conocemos como requisitos mínimos y recomendados. Para Red Dead Redemption 2, los requisitos mínimos y recomendados eran los siguientes:

Requisitos mínimos (720p con gráficos en bajo)

  • Procesador: Intel Core i5-2500K / AMD FX-6300
  • Memoria RAM: 8 GB
  • Tarjeta gráfica: NVIDIA GeForce GTX 770 2 GB / AMD Radeon R9 280 3 GB
  • Disco duro: 150 GB disponibles
  • Sistema operativo: Windows 7 SP1

Requisitos recomendados (1080p con gráficos en alto)

  • Procesador: Intel Core i7-4770K / AMD Ryzen 5 1500X
  • Memoria RAM: 12 GB
  • Tarjeta gráfica: NVIDIA GeForce GTX 1060 6 GB / AMD Radeon RX 480 4 GB
  • Disco Duro: 150 GB disponibles
  • Sistema operativo: Windows 10 – April 2018 (versión 1803)

Red Dead Redemption 2 puesto a prueba con 29 gráficas

Ha sido en este caso Guru3D quien ha publicado el informe. La configuración del equipo utilizado para medir el rendimiento consiste en un procesador Intel Core i9-9900K, con una placa base ASRock Z390 Tachi Ultimate, 32 GB de memoria RAM DDR4 a 3200 MHz y un SSD NVMe WD Black, bajo Windows 10 de 64 bits y los últimos controladores gráficos instalados (441.12 para gráficas NVIDIA y 19.11.1 para AMD). Como se puede ver en cuanto al equipo utilizado para las pruebas, van sobrados para que el rendimiento solo dependa de la tarjeta gráfica.

Por supuesto, las pruebas han sido realizadas a calidad Ultra, pero no han sido realizadas con el benchmark del juego porque parece ser que funciona muy mal cuando cambias de resolución, así que los datos se han obtenido jugando el capítulo 1 con Colter, a caballo y en la tormenta de nieve, una zona muy exigente gráficamente.

Rendimiento a resolución 1080p

Rendimiento Red Dead Redemption 2 a 1080p

Es curioso ver esta gráfica, muy indicativa de lo que nos espera en el juego. Y es que tan solo 7 tarjetas gráficas de las 29 son capaces de mantener la media de FPS por encima de 60, mientras que gráficas que todavía son gama alta como la 1080 Ti o la Radeon RX Vega 64, ni siquiera son capaces de eso. Parece increíble también ver a toda una GTX 1060, reina de los juegos a 1080p de la generación pasada, quedar en último lugar con unos deprimentes 26 FPS de media.

Rendimiento a resolución 1440p

Subimos la resolución y ahora ya solo la RTX 2080 Ti es capaz de mantenerse por encima de los 60 FPS. Hay que tener en cuenta que, para Red Dead Redemption 2 en PC, subir la resolución tiene un impacto más que notable en el rendimiento, y se hace casi injugable a 1440p salvo que tengas una RTX 2070 o superior, obligándote a relajar los ajustes gráficos para poder tener una buena experiencia de juego.

Rendimiento a resolución 4K UltraHD

Palabras mayores. Tal y como avanzábamos ayer, ni siquiera una RTX 2080 Ti es capaz de mantener los 60 FPS con los ajustes en Ultra, y parece increíble pero es que apenas sobrepasa los 40 FPS. De nuevo, el rendimiento cae de manera sustancial al subir la resolución y va a obligar al jugador a bajar la calidad gráfica para tener una experiencia de juego decente. Es también bastante notable que una flamante GTX 1080 apenas se queda en 21 FPS.

Como podemos ver, estamos ante lo que parece el nuevo referente de exigencia gráfica en juegos para PC, como lo fueron Crysis o Metro 2033 en su momento. Ni siquiera las gráficas tope de gama que cuestan más de 1000 euros son capaces de sacarle el máximo partido al juego.