¿Merece la pena actualizar a PCIe 4.0 para gaming?: comparativa frente a PCIe 3.0

Zen 2 y Navi han supuesto el cambio completo de paradigma en el sector del gaming, ya que son los primeros componentes en incluir PCIe 4.0 del mercado. Las placas base se han tenido que adaptar a dicho estándar y han hecho lo propio ofreciendo soporte, pero también han incrementado el precio debido a los nuevos requerimientos eléctricos. La pregunta lleva sobre la mesa meses: ¿merece la pena actualizar a PCIe 4.0 para jugar?

Los chicos de Computerbase.de han lanzado una comparativa más que interesante y de la que nos haremos eco hasta que podamos lanzar nuestros propios datos comparativos en base a distintos modelos Navi. Para ello, han seleccionado tres tarjetas gráficas Navi con diferentes rendimientos y gamas: RX 5500 XT (4 y 8 GB), RX 5600 XT y RX 5700.

Todas las tarjetas se han probado bajo ambas interfaces para ver si realmente está justificado el cambio y el desembolso en la nueva plataforma Zen 2, X570 y Navi de AMD. Arropados por un Ryzen 7 3700X, una X570 Godlike y 16 GB con Samsung B-Die a 3200 MHz 14-14-14-32 y los últimos drivers disponibles en todos los casos, han probado varios juegos a 1920 x 1080, ¿será efectivo PCIe 4.0 frente a PCIe 3.0?

El bus no es tan importante como la relación de texturas/VRAM

PCIe 3.0 vs PCIe 4.0

Teniendo en cuenta que estamos viendo porcentajes y que se han cargado las texturas más bajas para analizar los frametimes, vemos que la diferencia es residual, dentro del 1%, donde además la RX 5600 XT logra unos resultados bastante parejos frente a la RX 5700 8 GB.

PCIe 3.0 vs PCIe 4.0

Pero al elevar las texturas se aprecia perfectamente como los Frametimes comienzan a variar. Las únicas GPU no afectadas son las RX 5700 8 GB y RX 5500 XT de 8 GB, donde las similitudes están lógicamente en la cantidad de VRAM.

Esto evidencia que al tener que importar y exportar más texturas por segundo debido a la menor capacidad de la VRAM, la mayor velocidad del PCIe 4.0 es crucial para mejorar el Frametime, y esto debería impulsar el rendimiento.

PCIe 3.0 vs PCIe 4.0

En cuanto a FPS se refiere, con bajas texturas cargadas las diferencias entran dentro del margen de error, menos del 1% general, por lo que al igual que ocurrió en sus Frametimes, el rendimiento es idéntico.

PCIe 3.0 vs PCIe 4.0

Pero cuando pasamos a cargar altas texturas en los juegos las diferencias vuelve a aflorar, esta vez en FPS. La situación se repite una vez más, con las dos tarjetas de 8 GB siendo inalteradas en cuanto a rendimiento vs bus se refiere, pero en las RX 5500 XT 4 GB y RX 5600 XT 6 GB las cosas son diferentes.

En el primer caso, de la RX 5500 XT la versión del bus implica un 6% más de FPS y aun así, perdería otro 5% contra la versión de 8 GB, algo que ya vimos en nuestra review y comparativa de las RX 5500 XT correspondiente entre ambas tarjetas.

La RX 5600 XT de 6 GB sufre igualmente, pero en menor medida. Un 5% la distancia entre diferentes buses, lo que evidencia que su VRAM no es suficiente para dicha resolución y texturas.

Conclusión PCIe 3.0 vs PCIe 4.0

PCIe-4.0-AMD-2

La elección del modelo correcto de tarjeta gráfica vuelve a ser crucial en estos tiempos. Los juegos cada vez hacen más RAMCaché debido a la imposibilidad de encontrar suficiente espacio en las VRAM y por ello cargan una cantidad de información y texturas en la RAM del sistema mucho más alta.

Por ello, el PCIe se está volviendo más importante a cada actualización de los motores y juegos que los soportan, se dispara el consumo de RAM y se llenan las VRAM. Aunque las RX 5500 XT están limitadas físicamente a PCIe 4.0 X8 y aun así vemos un 11% más de rendimiento entre sus dos variantes de memoria.

En el caso de la RX 5600 XT, su falta de opciones para mayor VRAM dejan en evidencia que el PCIe 4.0 tiene algo de mayor rendimiento por todo lo comentado, haciendo que dicha versión cobre sentido en esta tarjeta, pero que al mismo tiempo nos planteemos la opción de adquirir una RX 5700 con una placa base más barata sin soporte para PCIe 4.0.

Por lo tanto, no es tan importante el bus sino la cantidad de VRAM disponible en la tarjeta, ya que permite un menor acceso a la RAM del sistema con el consecuente menor uso del propio bus, por lo tanto, la disputa entre PCIe 4.0 vs PCIe 3.0 solo estaría justificada (en parte) por una menor cantidad de VRAM en nuestra tarjeta.

Tendríamos que estudiar si no es más interesante optar por una placa base PCIe 3.0 y una GPU de gama superior o con más VRAM antes que optar por el nuevo PCIe 3.0.