NVIDIA tiene un problema con su GTX 1650 y la culpa la tienen los fabricantes

Hace solo unos días dimos los primeros detalles de un modelo de GIGABYTE GTX 1650 extraño, el cual incluía en su PCB memoria GDDR6 en vez de GDDR5 como era costumbre en los de Huang. Lo achacamos a la dura competencia que enfrenta NVIDIA con la RX 5500 de AMD, la cual sí trae de serie esta nueva VRAM y con la que los verdes estarían batiéndose en duelo. Pero parece que este es el menor de los motivos para el movimiento de NVIDIA y la culpa la tienen los fabricantes.

¿Por qué NVIDIA saca ahora un modelo ya existente con la única mejora de su memoria GDDR6? La RX 5500 lleva en el mercado meses y un cambio tan simple le hubiese supuesto apenas cambiar la línea de producción a los fabricantes, entonces ¿por qué tan tarde?

La industria se está quedando sin GDDR5 para vender

GDDR5_2

Ha sido antes de lo esperado y puede que el Coronavirus haya tenido bastante que ver, pero la industria es la principal responsable del giro de NVIDIA con sus GTX 1650. Según se informó desde la propia NVIDIA, tanto Micron como Samsung están moviendo su producción a GDDR6 a un ritmo mucho mayor del esperado y con ello las memorias más antiguas están quedándose sin stock para saciar al gigante verde.

La ventaja con la que parte NVIDIA es que sus controladores de VRAM son capaces de soportar tanto GDDR5 como GDDR6 a 32 bits, por lo que el cambio en las líneas de producción simplemente está suponiendo cambiar un modelo de VRAM por otro, aunque esto esté cambiando un poco los consumos finales.

El rendimiento también ha cambiado, ya que de media NVIDIA cifra la mejora de rendimiento en torno a un 6% mientras que el ancho de banda ha subido un más que notable 50%, de 128 GB/s a los nuevos 192 GB/s.

No habrá variaciones en el precio

Gigabyte-GTX-1650-GDDR6-vs-GDDR5-1

Como ya informamos, NVIDIA va a respetar el precio fijado para sus chips y los fabricantes van a hacer lo mismo para sus modelos, por lo tanto, el upgrade se trata meramente de un mayor rendimiento a costa de unos pocos vatios más.

El problema llegará, como suele ocurrir con estos casos, a la hora de diferenciar los modelos GDDR5 y GDDR6, donde esperemos que el resto de fabricantes lo especifiquen de manera correcta para evitar posibles errores.

Otra mejora directa pero menos usada en esta gama es el overclocking. Es bien sabido que GDDR6 sube algo más que GDDR5, pero en una tarjeta gráfica de esta gama el ancho de banda marca mucho la diferencia de rendimiento general.

ZOTAC-GTX-1650-GDDR6-Overclocking-1

Según se ha filtrado en China, los primeros modelos están subiendo una media de +375 MHz, lo que supone pasar de los 12 Gbps a 15 Gbps y una ganancia media del 10% gracias a que la mejor arquitectura que representa GDDR6 logra unas señales más limpias con los IMC, lo que permite exprimir algo más la GPU y con ello rascar más MHz.

Se espera que los nuevos modelos con GDDR6 comiencen a llegar inmediatamente a las estanterías de todo el mundo, por lo que NVIDIA tendrá que limpiar stock de los modelos GDDR5 hasta parar definitivamente con los fabricantes el modelo antiguo.