NVIDIA lanzará una GPU para minería que rinde el doble que la RTX 3090

La minería de criptomonedas está en auge todavía, y tras romper las limitaciones de los drivers de la manera más absurda posible, parece que NVIDIA podría reaccionar a todo esto con una jugada maestra que podría desviar la atención de los mineros del mercado gaming, al menos momentáneamente. Y es que el monstruo Ampere A100 podría llegar a este sector a modo de tarjeta gráfica bajo la denominación CMP y con nombre 220HX. ¿Qué aportará realmente?

Como bien sabemos, el A100 fue la primera GPU presentada bajo arquitectura Ampere y bueno, es una locura de tarjeta. Hasta el punto de que cuesta la friolera de 11000 dólares, ya que está destinada a sectores muy específicos con software propietario de NVIDIA para dichos menesteres. Pero ¿y si aprovechásemos su potencial para minar?

NVIDIA CMP 220HX, el gigante que destrona a cualquier GPU

Nvidia-A100-HPC

La nueva tarjeta para minar dentro de la gama CMP es la 220HX, nombre no confirmado por otra parte, pero que ya ha sido filtrado como tal, y como buena tarjeta de gama elitista su rendimiento se sale casi de la escala. Y es que en cuanto a rendimiento para minería, hablamos del doble que en una RTX 3090 nada menos.

El problema es que la A100 se va a la friolera de 11000 dólares, mientras que la RTX 3090 tiene un MSRP de 1500 y aunque se puede encontrar por bastante más precio actualmente, la primigenia tarjeta Ampere no compensa por su elevados costo.

Pero, ¿y si NVIDIA empieza a recortar características innecesarias para la minería y reduce el precio? Aquí entra de lleno el rumor sobre esta nueva 220HX. NVIDIA quitaría 1 matriz de memoria HBM2 para bajar esos 40 GB o podría optar por otras configuraciones distintas de matrices para redondear números como 8 GB (perdiendo ancho de banda) o 5 GB sin pérdida de rendimiento.

En esta última configuración se mantendría el bus gigante de 5120 bits y los 1,6 TB/s de rendimiento en VRAM.

El chip podría ser recortado en prestaciones finales

Igualmente su GPU podría optar por dos opciones distintas: mantener prestaciones y rendimiento como el A100 original u optar por mover los chips «defectuosos» que no pasen las pruebas de calidad para el A100 y destinarlos a esta nueva 220HX, logrando así un rendimiento mejorado en cada oblea aun a costa de un precio menor.

No olvidemos que bajar el precio a un chip que no cumple las especificaciones finales es siempre mejor que no ingresar nada por él, y más con el precio actual de las obleas a 7 nm de TSMC.

Por último, el precio estaría rondando los 3000 dólares, algo que atraería definitivamente a todo minero si el rendimiento se confirma: 210 MH/s. Si la cifra es correcta y el TDP es inferior a los sorprendentes 250 vatios del A100, los mineros estarían frotándose las manos, ya que en apenas unos meses podrían rentabilizar la inversión con criptomonedas, al menos al precio al que están actualmente.

Es posible que si esta GPU sale al mercado deje hueco libre en la gama alta de tarjetas gráficas NVIDIA para los jugadores? ¿Subirá el stock del resto de modelos? o en cambio ¿es poco atractiva para que dejen de comprar GPUs RTX?