Un país contra AMD, NVIDIA e Intel: así es la GPU gaming de China

China es el típico país que no hace mucho ruido, acepta ser temporalmente el muro de carga del resto del mundo y cuando menos te lo esperas está compitiendo contra tus empresas. Como se suele decir, » a la chita callando», el país asiático ha dado un subidón tecnológico en los últimos 20 años y tras décadas de desarrollo en tarjetas gráficas comienza a meter miedo. Su último avance es una GPU de nuevo diseño (JM9271) que ya es competitiva contra algunas GPU de NVIDIA, AMD e Intel, aunque les queda camino que recorrer.

China mete miedo, a todos, indistintamente de quien la mire y con los ojos con que la mire. Se ha hecho dueña de los minerales raros, de la electrónica y ahora desarrolla todo tipo de componentes propios bajo sus empresas para intentar competir y en un futuro cercano dominar el mundo con su visión de negocios. Gustará más o menos, pero EE.UU ahora mismo no tiene el liderato y solo ciertas empresas sacan la cabeza por el país, pero puede que por poco tiempo, ya que si AMD, NVIDIA e Intel se las prometían muy felices en su oligopolio, ojo con lo que acaba de presentar China.

Jingjia Micro JM9271 y JM9231, la sorpresa a modo de GPU para gaming

JM9271

De lo militar a lo civil para terminar en el gaming, tiene su lógica si vemos las cifras que comienza a mover el sector de los videojuegos y de las tarjetas gráficas a tenor de los ingresos de NVIDIA y AMD. China lo tiene claro y la muestra es la nueva GPU JM9271, que si bien no compite con lo último de los tres principales fabricantes, comienza a asustar por el avance tan grande en tan poco tiempo.

Realmente se han presentado dos modelos, el JM9231 y el JM9271, el primero como gama de entrada y el segundo y comentado es el modelo más top. Curiosamente, la compañía no está centrada en implementar el soporte para DX12, por lo que se mantienen en OpenGL 4.5 y OpenCL 1.2 para la JM9231, mientras que para la JM9271 hablamos de OpenGL 4.5 y OpenCL 2.0.

Los datos y especificaciones de hardware asustan y mucho, donde el modelo de gama inferior llega hasta los 1500 MHz con soporte para PCIe 3.0 x16 con una tasa de píxeles de 32 GPixel/s, un rendimiento de 2 TFLOP, soporte para H.265 a 4K y 60 FPS y sorprendentemente, con una memoria GDDR5 de 8 GB para un ancho de banda de 256 GB/s.

Un rendimiento superior a una GTX 1080

JM9231 GTX 1050 JM9271 GTX 1080
API Support OpenGL 4.5, OpenCL 1.2 OpenGL 4.6, DX12 OpenGL 4.5, OpenCL 2.0 OpenGL 4.6, DX12
Boost Clock Rate > 1,500 MHz 1,455 MHz > 1,800 MHz 1,733 MHz
Bus Width PCIe 3.0 PCIe 3.0 PCIe 4.0 PCIe 3.0
Memory Bandwidth 256 GB/s 112 GB/s 512 GB/s 320 GB/s
Memory Capacity/Type 8GB GDDR5 2GB GDDR5 16GB HBM 8GB GDDR5X
Pixel Rate > 32 GPixel/s 46.56 GPixel/s > 128 GPixel/s 110.9 GPixel/s
FP32 Performance 2 TFLOPs 1.8 TFLOPs 8 TFLOPs 8.9 TFLOPs
Output options HDMI 2.0, DisplayPort 1.3 HDMI 2.0, DisplayPort 1.4 HDMI 2.0, DisplayPort 1.3 HDMI 2.0, DisplayPort 1.4
Video Encoding H.265/4K 60FPS H.265/4K 60FPS H.265/4K 60FPS H.265/4K 60FPS
TDP 150W 75W 200W 180W

Su hermana obtiene una frecuencia de 1800 MHz con soporte para PCIe 4.0 y un rendimiento de FP32 sobre los 8 TFLOPS con una tasa de píxeles de nada menos que 128 GPpixel/s. Lo más impresionante es que obtiene 512 GB/s de ancho de banda gracias a la implementación de 16 GB de HBM, que es el doble que tenía la RX Vega 64.

Los consumos no son tan buenos como los que tenía por ejemplo NVIDIA en su momento con la GTX 1080 y GTX 1050, ya que obtienen respectivamente 150 vatios y 200 vatios, pero es que tampoco tienen un nodo tan avanzado como el que disponían AMD y los de Huang. No se ha desvelado el número de shaders, principalmente porque es prácticamente seguro que estas GPU estén fabricadas a 28 nm y no a 14 o 16 nm como las rivales mencionadas, por lo que tiene todavía más mérito.

La primera vez que hablamos de ellas fue hace dos años cuando todavía estaban sobre el papel. Jingjia Micro ha cumplido con todo lo que se dijo en su momento, así que aunque van con 5 años de retraso en tecnología, esta es una brecha muy estrecha para el sector donde estamos, sobre todo viendo que partían de la nada y ahora tienen un producto real encima de la mesa.

Hay que destacar el uso de HBM en un proceso y PCB personalizado, puesto que no han hecho acopio de tecnología de Intel o TSMC, lo cual indica que el apilado de stacks también es real y al no ser nada sencillo evidencia la ingente cantidad de recursos, tiempo y dinero que están dedicando a ello. ¿Veremos en 10 años un competidor real para Intel, NVIDIA y AMD? Al ritmo que van no es descartable.

Fuente > TechSpot

¡Sé el primero en comentar!