Qualcomm Snapdragon Ride: el SoC que integrarán los BMW para IA

Qualcomm contra el resto del mundo, ese podría ser el titular perfectamente, porque en silencio y sin grandes presentaciones o dramas la compañía está poniendo en jaque a Intel, NVIDIA y AMD. Uno de los principales mercados que vamos a tener en 2022 y los sucesivos años es el de la automoción, donde las marcas están necesitadas como nunca de procesadores, SoC y tecnología perteneciente al mundo del PC y servidor. Snapdragon Ride es la apuesta de Qualcomm para IA y BMW ya se ha hecho con sus servicios.

Hoy en día y en el futuro más inmediato todo pasa por la Inteligencia Artificial y el Deep Learning, el ejemplo que vimos hace unos días con NVIDIA Omniverse deja muy claro hacia dónde va el mercado y sus industrias. Si quieres seguir en la cima tienes que innovar y al igual que ha hecho Intel con sus arquitectura heterogénea Alder Lake, los fabricantes de coches están en transición hacia la tecnología más innovadora y eso implica los mejores chips posibles.

Qualcomm Snapdragon Ride: conducción automatizada y asistencia

BMW-Qualcomm-ADAS-ADA

No es la primera interacción entre Qualcomm y BMW como tal, pero sí el inicio de un camino mucho más sólido hacia lo que todos vemos: coches tecnológicamente punteros y a la última. En no pocas marcas los americanos tienen puestas sus manos en diferentes tecnologías, como información o infoentretenimiento, pero dados los pasos pertinentes vistos en el mercado (de nuevo NVIDIA es un ejemplo) nos incitan a pensar que lo visto en los nuevos prototipos de múltiples fabricantes es quedarse corto.

¿Cuál es la novedad entonces? El anuncio entre Qualcomm y BMW para usar la plataforma y chips Snapdragon Ride. Esto no afectará al nuevo BMW iX como tal, pero sí a los modelos que lleguen a final del año que viene. ¿Por qué más de un año de GAP? Básicamente porque la plataforma de Qualcomm llegará para mediados de 2022 en pocas unidades y será para finales cuando se despliegue en mayor volumen.

¿Líderes en ADAS y AD?

Que Qualcomm quiere competir con NVIDIA y próximamente con AMD en Advanced Driver-Assistance Systems y Automated Driving no es una noticia en sí misma. Snapdragon Ride va enfocado a eso y a mucho más con IA de por medio. El SoC principal tiene capacidades de reconocimiento de cámaras frontales, traseras y envolventes, así como total control sobre la asistencia a la conducción, aunque el problema es que la información filtrada sobre ellos en el día de hoy es escasa.

De momento no hay modelos como tal o versiones, pero sí que sabemos que el rendimiento será muy elevado, concretamente alcanzará más de 10 TOPS con menos de 5 vatios de consumo en un supuesto SoC ADAS-10. De ahí, que sería el modelo más básico nos iríamos hasta el tope de gama con 720 TOPS y 130 vatios que englobarían dos chips ADAS-60, donde los requerimientos de refrigeración ya deberían ser activos.

No hay de momento información concreta sobre las versiones ARM de los chips o las GPU que van a implementar, pero según los rumores Qualcomm podría cambiar las nomenclaturas en todos sus chips para lanzar una nueva era que incluirá lógicamente a la automoción.