Intel «arregla» sus 7 nm, pero sigue mirando a TSMC para sus CPUs

Intel «arregla» sus 7 nm, pero sigue mirando a TSMC para sus CPUs

Rodrigo Alonso

Intel sigue sin renunciar a fabricar sus propios chips a 7 nm; la compañía informó hoy de su resultado financiero durante el cuarto trimestre de 2020, un trimestre sólido que firma un año récord en ganancias, pero la prometida actualización sobre su proceso de 7 nm y su estrategia de subcontratación, que haría que la compañía externalice la producción de algunos de sus productos de vanguardia, se ha mantenido en el aire.

El nuevo director ejecutivo de Intel, Pat Gelsinger, dijo en la conferencia de inversores que él mismo personalmente ha revisado el proceso de 7 nm de la compañía durante la última semana y que «está satisfecho con la salud y la recuperación del programa». Gelsinger también dijo que, dada la amplitud de la cartera de la empresa, Intel ampliará el uso de las fundiciones externas para algunos productos. Sin embargo, confía en que la mayoría de los productos de CPU de Intel para 2023 provengan de sus propias fábricas. La compañía planea difundir más detalles tras la toma de poder de Gelsinger en febrero.

Los 7 nm de Intel, ¿preparados para 2023?

En particular, hay que destacar que esa previsión de 2023 todavía está retrasada con relación a la previsión original de Intel para su proceso de 7 nanómetros pero está en línea con la demora de 6 meses que la compañía describió cuando anunció que tenía problemas en dicho nodo de fabricación. Gelsinger señaló que si bien su investigación superficial en los nodos de 7 nm se llevó a cabo durante la última semana, se basa en los datos recopilados durante los últimos seis meses mientras Intel investigaba los problemas de rendimiento de la misma.

El todavía CEO de Intel, Bob Swan, intervino con más detalles y dijo que los problemas de rendimiento de Intel con el proceso de 7 nm se debieron a dificultades con una secuencia de pasos en el proceso de producción que introdujeron defectos. «Al reestructurar estos pasos hemos podido solventar los defectos», dijo Swan. También declaró que la compañía ha simplificado y optimizado el proceso para garantizar que la compañía pueda cumplir con su hoja de ruta para 2023, lo que implica que podría haber algunos cambios significativos en los objetivos de diseño y rendimiento de su nodo de 7 nanómetros.

Por lo tanto, parece ser que los planes siguen en pie y que los primeros chips de Intel a 7 nm verán la luz en el año 2023, con procesadores para consumo en la primera mitad y las variantes para servidores a continuación. Esta línea de tiempo todavía deja a los competidores de Intel como TTSMC y Samsung con una ventaja bastante grande, ya que TSMC se proyecta para estar en plena producción de su nodo de 3 nm para 2023, lo que explica la continua necesidad de Intel de subcontratar algunos productos. Intel planea aprovechar su tecnología de empaque y su filosofía de diseño desagregado para integrar chips producidos externamente en sus propios productos.

Intel planea competir con TSMC y Samsung en tecnología de procesos

Gelsinger también dijo que la compañía sigue comprometida con restablecer su liderazgo en tecnología de nodos de proceso, y dijo que «no está interesado en cerrar las brechas sino en ser el líder indiscutible de tecnología de procesos».

Swan también reiteró el compromiso de Intel de preservar su ventaja IDM, haciéndose eco de sus propios comentarios en recientes entrevistas, lo que significa que la compañía mantendrá su foco en producir sus propios chips. El director financiero de Intel también intervino para decir que están aumentando el gasto y la inversión en herramientas de 7 nm para producción interna.

Intel-10-nm-02

Gelsinger señaló que Intel no compartirá sus planes detallados de fabricación hasta después de que él asuma el puesto de CEO el próximo mes. Comentó que hará cambios clave en la cúpula directiva y que otros líderes volverán a la empresa, como ya ha pasado con Glenn Hinton (padre de Nehalem) que ya se ha incorporado a la empresa. También comentó que «estamos comprometidos con la innovación y la entrega de los mejores productos en todos los mercados en los que competimos».

Finalmente, cabe mencionar el hecho de que Intel sigue retrasando sus perspectivas para todo el año hasta la próxima convocatoria de resultados financieros. El comunicado de prensa de Intel también indica que han cuadruplicado su crecimiento en la unidad de suministro de 10 nm, que durante mucho tiempo ha estado plagado de bajos rendimientos, pero no han proporcionado un marco de referencia sobre cuánto volumen real de 10 nm está en producción.