Las CPUs Intel y AMD x86 Mobile baten al Apple M1 en Cinebench

Las CPUs Intel y AMD x86 Mobile baten al Apple M1 en Cinebench

Rodrigo Alonso

Recientemente, Apple hizo algunas afirmaciones -más por marketing que por otra cosa- utilizando su procesador Apple M1 de 5 nm comparándolo con otros procesadores que tenían ya 4 años de antigüedad, por lo que sus comparaciones no tenían demasiado sentido. Sin embargo, ya han aparecido las primeras comparaciones con procesadores actuales de AMD y de Intel que muestran el rendimiento bajo el benchmark Cinebench R23, mostrando una historia bien diferente a la que contó Apple inicialmente.

El nuevo procesador Apple M1 es bastante impresionante, pero los primeros benchmarks reales han hecho ver que en realidad queda muy lejos de lo que Apple cuenta de él: no es el procesador más rápido para portátiles ni el que mejor rendimiento tiene, ni de lejos.

Las CPU x86 de Intel y AMD para portátiles dejan al Apple M1 en la estacada

Es muy interesante el hecho de que no mucha gente tiene en cuenta que el procesador M1 de Apple se basa en un proceso de fabricación a 5 nm, y que actualmente le saca 2 nodos de ventaja a Intel (10 nm) y un nodo a AMD (7 nm) como poco. Con todo y con eso, esta ventaja de litografía no tiene nada que ver con la destreza de arquitectura y de ingeniería de Apple y simplemente es la litografía que proporciona TSMC, pero es que incluso con esta desventaja los procesadores para portátiles tanto de Intel como de AMD han dejado al procesador de Apple a la altura del betún.

Apple-M1-Cinebench-R23-Benchmarks-2

A diferencia de GeekBench, el cual ejecuta múltiples algoritmos y luego toma un geomean (que puede sesgar los resultados si las optimizaciones específicas del algoritmo están presentes en una arquitectura), Cinebench mide la potencia de fuerza bruta de un procesador y es el punto de referencia para la mayoría de entusiastas cuando se refiere a potencia del procesador. Es un punto de referencia de renderizado que puede aprovechar al máximo todo el rendimiento del procesador y todos sus subprocesos sin ninguna ineficiencia.

El Chip Apple M1 obtiene 1498 puntos en la prueba de un solo núcleo en Cinebench R23, como podemos ver en la gráfica de más arriba. Los chips x86 de AMD, que están un nodo por detrás y no tienen velocidades de reloj muy agresivas (prefieren el rendimiento multinúcleo como veremos en seguida) obtienen una puntuación de hasta 1284 puntos; por otro lado, el Apple M1 es fácilmente superado por los procesadores de Intel incluso aunque están dos nodos por detrás en cuanto a proceso de fabricación.

Por supuesto, los puntos de referencia de un solo núcleo son meramente cosméticos porque ninguna CPU limita su uso a un solo núcleo y en todos los casos están utilizando siempre todo su potencial, así que vamos a ver los resultados de la prueba utilizando varios núcleos:

Apple-M1-Cinebench-R23-Benchmarks

Aquí podemos ver claramente que los chips AMD a 7 nm diezman absolutamente al chip M1 de Apple, e incluso el procesador de Intel a 14 nm obtiene más o menos la misma puntuación que éste, mientras que la variante de 10 nm (con la mitad de núcleos) registra poco menos de 1000 puntos menos que el procesador de Apple. Se espera que la variante Intel TGL de 10 nm con 8 núcleos aterrice en el mercado en pocos meses, y obviamente subirá bastante en esta tabla que podéis ver más arriba a juzgar por los resultados obtenidos por la variante de solo 4 núcleos.

Como podemos ver claramente con estos puntos de referencia, el Apple M1 no es ni mucho menos el chip para portátiles más rápido que existe como decía Apple y, de hecho, se aleja mucho de serlo.

Apple y sus procesadores ARM

Es de rigor señalar que el chip M1 tiene mucho sentido para Apple. Debido a su contrato de exclusividad con TSMC, tiene acceso a los nodos antes que cualquier otra empresa y puede usar esta ventaja de nodo para combinarla con su arquitectura ARM para aumentar significativamente los márgenes de beneficio sin revelar demasiado rendimiento. De hecho, para el código nativo y para el factor de forma móvil, las diferencias de rendimiento son casi insignificantes y no marcarán la diferencia.

El alto rendimiento, por otro lado, es ya otro cantar. Deliberadamente no se han agregado procesadores de escritorio a las gráficas de arriba porque incluso procesadores de hace ya varias generaciones destruyen al Apple M1: los procesadores de escritorio tanto de Intel como de AMD juegan en otra liga, directamente y por mucho que se empeñe Apple.

El problema es que la arquitectura ARM no trabaja con frecuencias muy altas y tienen una gran fuga a niveles altos de potencia (esto también es cierto a la inversa, todo sea dicho, ya que los procesadores x86 no son muy buenos en escenarios de poca potencia). Esto significa que los segmentos del alto rendimiento del mercado están a salvo de la influencia de ARM de Apple, a menos que compañías como NUVIA decidan salir a la palestra y empezar a meter baza en este segmento de mercado.