Intel Alder Lake: así será su primera arquitectura modular para PC en 10 nm

No hay nada que detenga el avance de la tecnología, ni siquiera el Coronavirus. En pleno azote de la pandemia las compañías no se detienen y siguen planificando su futuro, aunque tenga que ser este reestructurado en algunos meses. Intel es una de ellas y ahora sabemos más detalles de lo que nos prepara para 2022 y 2023, donde harán su debut las arquitecturas Alder Lake y Meteor Lake, ambas con importantes novedades para competir contra AMD.

Por desgracia, los procesadores de escritorio parecen estar un poco dejados por el gigante azul. Curiosamente hoy sabemos que contra todo pronóstico serán los últimos en adoptar los 10 nm de la compañía en alto rendimiento y que por otros motivos que desconocemos será en cambio de las primeras plataformas en conocer los 7 nm de la compañía ya en EUV.

Entre tanto, los 14 nm ya vetustos seguirán con nosotros este año y el que viene. novedad total en la compañía que vuelve a dar plantón a los usuarios mainstream y donde no lo pasará nada bien frente al empuje de AMD.

Comet Lake-S y Rocket Lake-S compartirán plataforma y dirán adiós a los 14 nm

Intel Roadmap 2023

Como ya sabíamos, estas dos plataformas obtendrán de nuevo el proceso litográfico de 14 nm++, optimizado hasta el extremo por Intel y sacando el máximo partido a todas las mejoras que introducirá en sus nuevas arquitecturas.

Probablemente, lo más desconcertante es que en la primera de ellas se sigan usando núcleos Skylake como hasta ahora y desde 2015. Cinco años que verán su fin con la introducción de Rocket Lake con núcleos Willow Cove, pero ya en 2021.

1-Roadmap

Así, Intel cambia de nuevo su roadmap y sorprende, dejando campar a sus anchas a AMD con Zen 3 durante largos meses sin oposición y teniendo que esperar a 2021 para ofrecer su plataforma basada en LGA 1200 ya con PCIe 4.0.

Dos años más tarde que AMD, con un proceso litográfico ampliamente por detrás y con la novedad de que no ofrecerá versión de 10 núcleos como veremos el mes que viene con Comet Lake. Intel sorprende restringiendo su oferta a solo 8 núcleos con Willow Cove, pero con iGPU Gen 12 Xe en su haber y con un nuevo controlador de memoria.

Alder Lake y Meteor Lake serán los verdaderos avances de la compañía

Intel-Roadmap-2023-procesos-litográficos

Visto esto queda muy claro que Intel no solo no va a poder competir con lo más nuevo de AMD, sino que sabe que llega tarde a la lucha una vez más. Será en 2022 cuando al parecer comenzará lo que ya han denominado como «la remontada» en el sector mainstream de procesadores.

Por fin debutarán los 10 nm en la serie 12 de procesadores, pero además lo hará con microarquitectura de núcleo Golden Cove, con un nuevo y enorme socket LGA 1700 (45 x 37,5 mm) y sobre todo con la gran novedad de la inclusión de un procesador 8+8.

Este procesador al parecer usará BIG.little en sus núcleos, donde los 8 primeros serán de alto rendimiento y los 8 segundos serán núcleos más pequeños, lo que significa que será la primera arquitectura para escritorio MCM del gigante azul.

Por si esto fuera poca novedad, el proceso de 10 nm dará a su fin al año siguiente, manifestando el fiasco que ha supuesto para la compañía y dará paso con ello a los nuevos y muy mejorados 7 nm con EUV bajo la arquitectura Meteor Lake en la serie 13 de procesadores y donde compartirá socket LGA 1700 con Alder Lake.

DDR5 y PCIe 5.0 entrarán en escena

Intel procesador HEDT

Llegará en 2023 y por ahora no hay más detalles, pero posiblemente estaremos hablando de DDR5 y PCIe 5.0 de entrada. Con esta actualización del roadmap no oficial (de momento) queda patente que Intel está viviendo unos años de transición contra AMD, yendo por detrás y sacando la cabeza para respirar cuando puede. Tendremos que esperar al menos 1 año o quizás dos para ver si efectivamente puede volver a superar a AMD tan ampliamente como lo había hecho hasta ahora.

No hay que confundir por supuesto el roadmap de los procesadores mainstream con el roadmap de los procesos litográficos, ya que debido a la inmensa cartera de Intel los segundos coparán diversos productos en dichos años, pero no será lo que veremos en procesadores para gaming por desgracia.