Un Core i7-10700K a 5.1 GHz con disipador pasivo, ¿es posible?

Un Core i7-10700K a 5.1 GHz con disipador pasivo, ¿es posible?

Rodrigo Alonso

El Intel Core i7-10700K es el «segundo» buque insignia de la décima generación de procesadores Intel Core, y el más popular para gaming debido a su relación prestaciones / precio. Este procesador tiene un TDP de 125W y por lo tanto requiere un disipador de gama alta para mantenerlo a buena temperatura pero, ¿se puede utilizar para gaming con un disipador pasivo? Vamos a verlo.

El Intel Core i7-10700K es un procesador de 8 núcleos y 16 hilos de proceso que funcionan a una frecuencia máxima de 5,1 GHz, con un TDP de 125W y un descenso de TDP configurable de 95W. Sin embargo, un entusiasta del hardware llamado Numb3rs ha logrado desafiar estos límites con el software XTU de Intel y ha logrado limitar su TDP a 50W para probar la teoría de si es posible refrigerar este procesador de manera pasiva, y ver qué rendimiento tiene en juegos.

Core i7-10700K limitado a 50W y con disipador pasivo, ¿qué rendimiento tiene?

El hardware utilizado para las pruebas ha sido el mencionado procesador limitado a 50 vatios de TDP, con una placa base MSI Z490 Gaming Plus, una tarjeta gráfica Zotac RTX 2080 AMP, 2×8 GB Kingston HyperX Fury a 3200 MHz y una EVGA Supernova G2 1600. Para refrigerar el procesador de forma pasiva se utilizó un disipador Noctua NH-U12A sin ventilador. Hay que destacar que aunque se limitó el TDP del procesador, no se le realizó underclock ni undervolt, dejando sus valores por defecto.

El resultado de las pruebas de rendimiento ha sido bastante inesperado, y es de alabar la capacidad de este procesador para realizar Thermal Throttling de manera automática y así no sobrepasar los límites de temperatura, ya que en todo momento la temperatura se mantuvo (jugando) entre los 78 y 82ºC, sin llegar en ningún momento a los 90ºC que empiezan a considerarse como peligrosos (el máximo alcanzado en sus pruebas fueron 85ºC).

Según Numb3rs el rendimiento en juegos no se vio muy afectado; la frecuencia de funcionamiento en World of Warcraft se mantuvo en torno a los 4,7 GHz, entregando entre 100 y 140 FPS en todo momento.

En Tomb Raider el resultado fue similar, con una media de unos 100 FPS y frecuencias en el procesador por encima de los 4 GHz, si bien la temperatura en este juego se disparó por encima de lo medido en World of Warcraft ya que el procesador llegó a tocar los 85ºC. En esta prueba le añadieron un ventilador de 120 mm al disipador para ver el resultado, y la temperatura cayó a unos 50ºC.

Rendimiento 10700K pasivo tomb raider

A juzgar por los resultados obtenidos en estas pruebas, si se limita a 50W el TDP del Core i7-10700K el rendimiento no baja demasiado, y sin embargo la temperatura permite refrigerarlo con un disipador pasivo.

¿Merece la pena limitar el TDP?

Aunque los resultados de esta prueba eran más por curiosidad que por otra cosa, realmente si se pretende utilizar este procesador para gaming tiene su razón de ser el limitar el TDP, ya que el rendimiento no baja demasiado y a cambio el consumo se reduce a menos de la mitad, permitiendo incluso disipar el procesador sin necesidad de ventiladores.

Con todo y con eso, 85ºC es una temperatura bastante elevada, y más ahora que ya ha llegado el calor, pero con solo añadir un único ventilador de 120 mm al disipador se consiguieron unas temperaturas excelentes, de unos 50ºC en juegos, algo que por cierto permite que no se produzca Thermal Throttling y que el procesador pueda funcionar a máxima velocidad.