Las APU AMD Ryzen 4000 «Renoir», más potentes que PS4 y Xbox One

Las APU AMD Ryzen 4000 «Renoir», más potentes que PS4 y Xbox One

Rodrigo Alonso

Recientemente, AMD lanzó al mercado por fin sus APUs Ryzen 4000 «Renoir», y por supuesto ya están disponibles las primeras cifras de rendimiento de las mismas. Un dato curioso es que incluso con su gráfica integrada de arquitectura Vega a 7 nm, se puede ver que proporcionan mayor potencia gráfica que las consolas de generación actual, la PS4 y Xbox One originales.

Una vez más, estamos a punto de ver en el mercado una nueva generación de consolas para juegos; no obstante, las consolas de actual generación siguen siendo la PS4 y la Xbox One en sus distintas variantes, y parece ser que con la nueva generación de APUs de AMD ahora los usuarios de PC podremos disfrutar de un rendimiento igual o superior a éstas simplemente con un SoC.

Las APUs Ryzen 4000: más potencia, pero 7 años tarde

Es cierto que tanto la PS4 de SONY como la Xbox One de Microsoft originales fueron lanzadas al mercado hace ya siete años, y en ese entonces fueron potenciadas por APUs de AMD con arquitectura personalizada que poco o nada tiene que ver con el hardware que tenemos disponible actualmente. En aquel entonces la PS4 ofrecía mejores especificaciones a un precio más bajo, mientras que la Xbox One se lanzó al mercado a un precio más elevado y con peores especificaciones técnicas. Actualmente las cosas han cambiado más que nada porque la Xbox One ha visto reducido su precio a casi la mitad de lo que costaba en el momento de su lanzamiento.

Tanto la PS4 como la Xbox One cuentan con una CPU AMD Jaguar de 8 núcleos con una velocidad de reloj de 1,6 GHz (actualizada a 1,75 GHz en versiones posteriores de la consola de Microsoft). La propia CPU es capaz de entregar 0,1 TFLOPs de rendimiento, así que como es lógico la carga gráfica es responsabilidad de la GPU.

En la PS4, SONY presentó una GPU basada en la arquitectura GCN de AMD con 1152 núcleos que ofrecía una potencia de alrededor de 1.84 TFLOPs. La Xbox One, por su parte, tiene una GPU también de arquitectura GCN de AMD pero con 768 núcleos, con un potencia bruta teórica de 1.3 TFLOPs. Con la Xbox One S se ofreció una ligera mejoría en el rendimiento, con un diseño más eficiente y velocidades más elevadas, alcanzando unos 1.4 TFLOPs de potencia.

AMD Ryzen 4000 Renoir

Casi 7 años después, AMD ha lanzado las APUs Ryzen 4000 que ofrecen un mayor rendimiento que las PS4 y Xbox One originales. Mientras que las consolas cuentan con una tecnología mucho más antigua y basada en nodos de fabricación a 28 nm, las APUs Ryzen 4000 Renoir están diseñadas con el nuevo nodo a 7 nm de TSMC y cuentan con dos tecnologías clave: CPU de arquitectura Zen 2 y GPU de arquitectura Vega (mejorada). A pesar de tener la misma cantidad de núcleos de CPU que las consolas y menos núcleos de GPU, las APUs Renoir ofrecen un rendimiento muy superior.

Ahora que estas nuevas APUs de AMD ya están en la calle podemos ver sus datos de rendimiento reales. Si tomamos los datos de referencia en el benchmark GPGPU de Aida64 podemos ver que una APU AMD Ryzen 7 4750G cuenta con 1.1 TFLOPs de rendimiento en CPU y 2.15 TFLOPs en GPU, por lo que solo la GPU supera con creces la potencia gráfica de las consolas de actual generación.

Aida64 Ryzen 4000

Tanto la Xbox One S como la PS4 Slim todavía tienen un precio de alrededor de 400 euros, mientras que estas APUs de AMD tendrán un precio de 299 euros en su modelo tope de gama. Evidentemente a esto hay que sumarle el precio del resto de componentes, pero no sería difícil construir un PC completo por unos 500 euros equipados con estas APUs, y batiría por mucha diferencia el rendimiento de las consolas actuales.

Por otro lado, hay que resaltar el hecho de que las GPUs Vega a 7 nm de los Ryzen 7 PRO 4750G tienen muy buen potencial para overclocking, y ya se han visto velocidades por encima de los 2,4 GHz, llegando a los 2,5 TFLOPs de potencia gráfica solo para la GPU y eso que el SoC tiene 65W de TDP. Algunas pruebas preliminares con estas APUs muestran un rendimiento bastante decente a 1080p.

Las APU AMD Ryzen 4000 son chips pequeños pero con gran rendimiento, y con la generación actual de APUs que ya supera a la generación actual de consolas (por ahora, claro, porque cuando la PS5 y Xbox Series X estén en el mercado le diremos adiós a esto) nos hace pensar que la próxima generación, que en teoría ya tendrá iGPU con arquitectura RDNA, se acercará a las versiones PRO de ambas consolas (PS4 Pro y Xbox One X) en términos de rendimiento.

Ahora la pregunta que no podemos evitar hacernos es la siguiente: ¿por qué llega esto siete años más tarde? Si AMD ya tenía en 2013 el potencial para ofrecer este mismo rendimiento en consolas y con el nodo a 28 nm, ¿por qué no lo ofreció ya en ese entonces?