¿Es la escasez de chips la nueva normalidad? China dice que sí

La industria de semiconductores está experimentando el periodo de escasez más grave de toda su historia. Desde chips para automóviles hasta los que utilizamos en nuestros procesadores de PC, hay una escasez que está provocando falta de suministro y aumento de precios. Toda la cadena de la industria está afectada y parece estar envuelta en un pánico sin precedentes, y durante la Semicon China 2021, los expertos chinos han dicho que debemos acostumbrarnos a esta situación porque no saldremos de ella hasta dentro de mucho, mucho tiempo.

Vivimos en una época de escasez de chips en la que toda la industria está patas arriba, y los problemas son innegables: no hay stock de productos de consumo, y el poco que hay suele caer en manos de especuladores que luego lo venden en el mercado de segunda mano a precios mucho más elevados. Al mismo tiempo, debido a la escasez los propios fabricantes están elevando los precios y, al final, los que pagamos somos los consumidores. Lo más lamentable de esto es que a pesar de los esfuerzos que muchos países están teniendo en fortalecer la industria para paliar la situación, los expertos dicen que tardaremos mucho en poder salir de ella.

La escasez de chips se ha convertido en la nueva normalidad

De acuerdo con la ley de desarrollo del mercado de semiconductores, es normal que los chips se agoten y haya ciertos ciclos de agotamiento. En el caso de la oferta constante, la demanda es a veces fuerte y a veces más débil, y hay un cambio dinámico de fuerte a débil y de débil a fuerte pero la dinámica actual está causando desequilibrios y contradicciones; actualmente, el ciclo de escasez ha sufrido tremendos cambios hasta el punto de que los expertos dicen que ya es la nueva normalidad.

Chips Intel

Antes de llegar a esto, el desarrollo de la industria de semiconductores siguió un silogismo, desde el inventario hasta la terminación y reconfiguración del mismo. Sin embargo, esta teoría ya no es aplicable pues desde 2016 las empresas han ido aumentando sus inventarios cuando los precios eran altos, generando un gran desequilibrio entre la oferta y la demanda.

«De 2016 a 2021 el mercado ha experimentado una escasez de chips en diversos grados. En 2016 hubo escasez de DRAM, en 2017 además de DRAM, hubo escasez de Flash NAND y escasez de semiconductores desde 2018″.- dijo Chen Nanxiang, director ejecutivo de Changjiang Electronics.

Según dicen estos expertos del Semicon 2021 chino, un lado de la nueva normalidad es el desajuste entre la capacidad de producción de chips y la demanda del mercado, y el otro lado significa que la industria de semiconductores ha entrado en una nueva etapa de desarrollo. Explicado de otra manera, todos sabemos que los problemas de escasez vienen porque la demanda es ahora muy superior a la oferta, pero dicen que la parte buena es que esto ha provocado la reacción de las empresas y los países para que la industria entre en una nueva etapa de desarrollo.

En resumidas cuentas, lo que nos están diciendo es que no importa cuánto hayan invertido los gobiernos y las empresas en la industria de los semiconductores para intentar paliar esta situación de escasez de chips, ésta va a durar todavía mucho y tendremos que acostumbrarnos a ella como una nueva normalidad porque prevén que va a durar bastantes años hasta que la situación vuelva a normalizarse.

¿Cuándo se normalizará la situación de los semiconductores?

Hemos hablado largo y tendido sobre este tema y como bien sabréis es muy complicado el poder discernir en qué momento terminará, pero no podemos sino dar la razón a los expertos chinos con respecto a su vaticinio, al menos en parte: esta situación no va a solucionarse a corto plazo, y puede que ni siquiera a medio plazo.

Apple M1+RAM

Hoy en día todos los productos utilizan chips de uno u otro tipo, y con el lanzamiento de las nuevas generaciones de tarjetas gráficas y procesadores, las nuevas consolas de videojuegos, nuevos smartphones, los nuevos procesadores de Apple y, en general, los nuevos y cada vez más potentes dispositivos de electrónica de consumo, no parece que la demanda vaya a verse reducida en los próximos años.

La demanda es muy superior a la oferta, y aunque se está intentando poner remedio a esto aumentando la capacidad de producción de las empresas para generar una mayor oferta, esto no puede suceder de la noche a la mañana, se tarda mucho tiempo en crear nuevas fábricas y ponerlas a punto para fabricar los complicadísimos chips necesarios para la industria. Al mismo tiempo, para cuando esto suceda estos chips podrían haberse quedado ya obsoletos, por lo que volveríamos al punto de parrtida.

En definitiva, no nos quedará más remedio que acostumbrarnos a esta situación de escasez de chips porque no es algo que se vaya a solucionar a corto plazo. Lo único que podrían hacer las compañías a día de hoy es retrasar los lanzamientos de sus nuevos productos hasta haber hecho acopio de stock suficiente. Por ejemplo, si NVIDIA lanza una nueva generación de tarjetas gráficas sin tener stock para venderlas es un lanzamiento absurdo, pero si anuncian una nueva tarjeta gráfica teniendo, digamos, 100.000 unidades ya fabricadas y listas para enviar a las tiendas, entonces la cosa cambiará bastante. Ahora bien, ¿cuánto tiempo tardarían en hacer acopio de tantas unidades? Seguramente demasiado y por eso están apresurando los lanzamientos incluso sin tener stock para vender. Absurdo, pero así son las cosas.