Las claves del procesador TOP SECRET de AMD para IA

No es ningún secreto que AMD le va a sacar un gran provecho a su tecnología de caché vertical en el futuro. Ya lo hemos visto en los procesadores EPYC Milan-X para servidores y en el Ryzen 7 5800X3D para PC. Sin embargo, los planes podrían ir más allá y podríamos estar hablando de una eventual Caché L4 e IA en futuros AMD Ryzen 

La memoria caché de un procesador tiene una función clara, acelerar la ejecución de las instrucciones. Sin embargo, esta no puede ser más lenta en la búsqueda de los datos de la misma que la memoria RAM. Por lo que se llega al punto en que añadir niveles de caché adicionales es contraproducente y no supone un mayor rendimiento. El motivo de ello es que los niveles no son continuos y se tiene que hacer un acceso adicional por cada uno de los niveles hasta llegar a la memoria del sistema.

Sin embargo, la llegada de la memoria DDR5 y su mayor latencia de acceso, abren una ventana de oportunidad para un nivel más en la jerarquía. La cual en el caso de los AMD Ryzen de escritorio no se situaría en CCD Chiplets, sino mucho más allá. En concreto en el controlador de memoria integrado. Lo que supone una caché L4 en los procesadores de AMD. Tanto EPYC, Threadripper y Ryzen.

¿Cómo sabemos que futuras CPU de AMD tendrán una caché L4?

La respuesta a la pregunta es sencilla, ni más ni menos que por una patente. Y es que AMD pretende responder a una de las capacidades que tiene Intel en estos momentos. Nos estamos refiriendo a las unidades XMX dentro de Intel Core 12 y los Xeon basados en Sapphire Rapids. Es decir, la unidad del tipo array sistólico o unidad tensor para calcular matrices. En otras palabras: para acelerar los algoritmos de inteligencia artificial y que estos se ejecuten con mayor soltura en el procesador.

Para ello, AMD ha creado una nueva unidad IOD, la cual destaca por sacrificar algunos de los puertos para los diferentes procesadores a cambio de integrar una unidad para acelerar los algoritmos de Machine Learning. Por lo que estamos ante la respuesta de AMD a la inclusión de la unidad XMX en los últimos procesadores de su máximo rival. La gracia de esto es que mientras Intel ha optado que en alguno de sus Xeon Sapphire Rapids se usa memoria HBM. En el caso de AMD, la solución es más simple. El uso de la misma V-Cache que encima del procesador para IA para acelerar dichos algoritmos. Aunque en este caso en forma de caché L4. Un nivel hasta ahora inédito en los procesadores con arquitectura Zen.

Por el momento esto no deja de ser una patente, pero es probable que esto se traduzca en una nueva variante de CPU. En todo caso, se trata de un mercado en el que AMD ha demostrado el menor interés de todas. Aunque los rumores afirman que dicha unidad podría ser realmente un FPGA empotrado o eFPGA de Xilinx. Sobre ello ya saldremos de dudas cuando llegue el momento.

¡Sé el primero en comentar!