¿Son las CPU híbridas el futuro de PC? AMD no seguirá el ritmo de Intel

¿Son las CPU híbridas el futuro de PC? AMD no seguirá el ritmo de Intel

Rodrigo Alonso

Como muchos ya sabréis, la próxima arquitectura Alder Lake de Intel constará de CPU híbridas, con núcleos «grandes y pequeños» al estilo big.LITTLE de ARM. AMD ya registró una patente al respecto en el año 2017, pero la compañía parece que no tiene planes de seguir el hilo de Intel por el momento ya que, según alegan, los sistemas operativos modernos de PC no son capaces de sacarles partido todavía.

La arquitectura big.LITTLE de ARM utiliza una tecnología heterogénea que cuenta con núcleos «grandes» en cargados de las tareas más pesadas y demandantes de potencia, mientras que al mismo tiempo los núcleos «pequeños» se encargan de las tareas livianas en en las que no hace falta mucho rendimiento con la intención de ahorrar consumo y generar menos calor. Esta arquitectura ha demostrado ser muy eficaz en smartphones donde la autonomía de la batería es un aspecto crítico, pero en PC no hemos visto nada similar por ahora.

Las CPU híbridas en PC, ¿serán el futuro o es algo descabellado?

Intel desveló su primer procesador híbrido con nombre en clave Lakefield hace ya meses; este procesador estará orientado a portátiles de muy bajo consumo y PCs con factor de forma SFX, y según los planes de la compañía llegará al mercado en el año 2021 con los procesadores Alder Lake.

Intel Lakefield

A pesar de que AMD tiene una patente de CPU híbridas que data del año 2017 y dicen que siguen estudiando su implementación, el fabricante ha declarado que no tienen planes de seguir la tendencia de Intel y no planean trabajar con CPU híbridas a corto plazo.

«Hemos estado estudiando cómo funciona big.LITTLE durante un tiempo. Han pasado más de 15 años desde que se introdujo, así que este no es un concepto nuevo ni mucho menos, aunque seguimos trabajando en ello. No vamos a hablar sobre si lo haremos o no, pero voy a hablar sobre algunos de los desafíos y sobre lo que realmente quieres hacer con él: ¿el objetivo es la eficiencia energética? ¿El objetivo es más rendimiento? ¿El objetivo es simplemente de marketing «quiero más» independientemente de lo que haga con las otras dos variables? No lo vamos a hacer solo para tener unos números mayores». – Joe Macri, durante una mesa redonda de ingeniería de AMD.

«Construir y diseñar un nuevo procesador con diferentes tipos de núcleos de propósito general y una arquitectura de sistema a su alrededor son solo dos partes de una ecuación que tiene muchas otras variables. Los sistemas operativos deben aprender a programar correctamente las tareas y asignar memoria para diferentes tipos de núcleos en un intento por mejorar notablemente la experiencia de usuario, y además los programas reales tienen que ser capaces de cambiar sin problema de un tipo de núcleo al otro.»

«Con el tiempo, creo que llegará un momento en el que necesitaremos «poco» y será un momento en el que el sistema operativo tenga los atributos correctos, las capacidades correctas en su programador y asignador de memoria, tendremos el subsistema de memoria adecuado».- dijo Macri, «Podremos brindarle no solo una experiencia un poco mejor al usuario, sino que estaremos hablando de una mucho mejor experiencia. Si no podemos lograr que la mejoría de experiencia para el usuario sea notable, ¿para qué trabajar en ello entonces».

AMD es consciente de que un procesador no puede funcionar por sí solo sin la ayuda de un software que lo soporte. En el pasado, los procesadores de la serie FX con microarquitectura Bulldozer de la compañía no podían alcanzar los números de rendimiento que AMD prometía debido al programador de Windows, por lo que AMD tuvo que trabajar estrechamente con Microsoft para poder hacer bien las cosas, e incluso con eso no lograron que Bulldozer venciera a sus competidores si bien sí ayudó a mejorar el rendimiento y a que AMD aprendiera la lección.