No podrás ampliar el SSD de la PS5, al menos de momento

No podrás ampliar el SSD de la PS5, al menos de momento

Rodrigo Alonso

Ya hemos tratado el tema del almacenamiento de las consolas de nueva generación anteriormente, y es que los usuarios van a tener que preocuparse realmente bastante de la capacidad para instalar juegos. Tanto la PS5 de SONY como la Xbox Series X y S de Microsoft cuentan con opciones para ampliar el almacenamiento, y en el caso de la PS5 se hará a través de un SSD interno en formato M.2 PCIe 4.0, ya que cuenta con un zócalo para ello. Sin embargo, parece ser que SONY ha deshabilitado dicho zócalo de inicio, y según dicen esa opción está «reservada para una futura actualización».

El almacenamiento de las consolas de nueva generación está preocupando mucho a los usuarios; la consola de Microsoft tiene un SSD de 1 TB de capacidad, mientras que el SSD interno de la PS5 tiene 825 GB y en este último caso tan solo deja disponibles unos 670 GB para instalar juegos. Dado que los juegos modernos ya están ocupando más de 100 GB de espacio, esto limita mucho la capacidad de la consola y el uso de almacenamiento externo se va a convertir casi en algo obligatorio para poder tener una buena biblioteca de juegos.

El zócalo M.2 para SSD interno de la PS5, deshabilitado de fábrica

En teoría ambas consolas serán compatibles con almacenamiento externo a través de USB, pero también lo serán con distintos tipos de almacenamiento interno. Mientras que la Xbox podrá ampliarse utilizando una «tarjeta de expansión SSD» de Seagate que cuesta 220€ por 1 TB, SONY da la opción de instalar un SSD M.2 PCIe 4.0 de PC normal y corriente, y no han limitado la capacidad así que podríamos instalar de la capacidad que quisiéramos.

Zócalo M.2 PS5

Además, tal y como vimos cuando SONY nos mostró el interior de la PS5, instalar este SSD es muy sencillo y no anula la garantía de la consola, puesto que tan solo tendremos que retirar la cubierta superior de la consola para acceder a este zócalo, que se instala como cualquier otro SSD en formato M.2 de PC. El problema es que aparentemente esta opción estará desactivada por software, al menos por ahora.

El arquitecto de PS5, Mark Cerny, sugirió anteriormente que este podría ser el caso, ya que la PS5 presenta un SSD más rápido que la gran mayoría de los que encontraremos en el mercado de momento. Para trabajar con la PS5, el SSD debe ofrecer al menos 5,5 GB/s de ancho de banda, y aunque hay algunas opciones que cumplen con este requisito es probable que SONY quiera pasarlas por algún tipo de proceso de aprobación primero… eso o quizá SONY pretende hacer como Microsoft y pactar con algún fabricante los SSD que serán compatibles, llevándose tajada con ello.

Solo podrás comprar la PS5 en tiendas online

La PlayStation 5 se lanza el 12 o 19 de noviembre (dependiendo del país en el que vivas, en España es el 19). La segunda noticia del día relativa a la consola de SONY viene de la mano de Sid Shuman, director de comunicación de la compañía quien ha publicado en un post oficial del blog de PlayStation que en el día del lanzamiento solo podremos comprar la PS5 a través de tiendas online, es decir, que no se venderá en tiendas físicas.

Esto significa que no habrá unidades disponibles de la consola en tiendas físicas, ni siquiera en las especializadas, aunque Shuman sí que ha confirmado que aquellos que ya hicieran la precompra o la reserva de la consola en sus tiendas habituales podrán recoger sus unidades con normalidad.

Ya escribimos sobre esto hace días, y es que con la crisis sanitaria del COVID-19 SONY no quiere que se formen colas y aglomeraciones en las tiendas, de manera que no se les pueda echar la culpa de fomentar la transmisión del virus. En pleno 2021 (casi 2021) tampoco podemos echarles en cara que hayan tomado esta decisión, ya que la mayoría de personas que quieran comprar una PS5 tienen acceso a Internet y pueden hacer la compra online sin ningún tipo de problemas.

Ahora bien, esperemos que esto no signifique que se vaya a producir otro «caso NVIDIA» y que los bots y los especuladores acaparen todo el stock de las consolas para luego revenderlas más caras, ya que también es bien sabido que no habrá stock de PS5 suficiente como para suplir la demanda inicial. Veremos qué es lo que sucede finalmente.