La API Microsoft DirectStorage no será exclusiva de Windows 11

La API Microsoft DirectStorage, una tecnología revolucionaria que busca reducir los tiempos de carga en los juegos y mejorar así notablemente el rendimiento, no será exclusiva de Windows 11 como se pensaba ya que de hecho ya está disponible en forma de preview para Windows 10 y funciona sin problemas, aunque con algunos «peros» que te contamos a continuación.

Poco después del anuncio de Windows 11 por parte de Microsoft, se supo que era posible aislar la API DirectStorage y ahora el Developer Preview de la misma ya está disponible para Windows 10, si bien es cierto que requiere que tengas instalada la versión 1909 o posterior. Esta API permite a los desarrolladores de juegos comenzar a explorar la tecnología y considerar integrarla en el desarrollo de sus productos para, como hemos mencionado antes, reducir los tiempos de carga.

DirectStorage ya funciona en Windows 10

Microsoft DirectStorage

La API DirectStorage permite que la GPU transmita directamente activos de juegos comprimidos desde un SSD NVMe, donde se descomprimen utilizando los Compute Shaders, recortando así de manera significativa los viajes de ida y vuelta a la CPU, liberando recursos de hardware y dando como resultado una ganancia neta de tiempos de carga y rendimiento general en los juegos.

El poder utilizar esta API en Windows 10 brindaría a los jugadores una razón de peso para permanecer con este sistema operativo hasta que Windows 11 «madure»; sin embargo, y además de la versión de Windows 10 requerida para que funcione, aquí viene otro «pero» y es que el nuevo sistema operativo de Microsoft podría tener una ventaja sobre Windows 10 en máquinas con núcleos de CPU híbridos, como los próximos procesadores Alder Lake de Intel, ya que su programador supuestamente tiene un mayor conocimiento de topologías con este tipo de núcleos.

El problema de los tiempos de carga en juegos

Limitaciones SSD pantalla de carga

A lo largo de los años y a medida que los juegos se han vuelto más avanzados, también lo han hecho sus gráficos, algo que ha provocado que los tiempos de carga sean cada vez más grandes. Sin embargo, gracias a los desarrollos de las tecnologías SSD y PCIe, los PC para juegos pueden tener soluciones de almacenamiento que ofrecen significativamente más ancho de banda de lo que antes era posible con los discos duros tradicionales, algo que ha logrado reducirlos sensiblemente.

No obstante, estos juegos modernos también generan una enorme cantidad de solicitudes de E/S que pueden atascar el almacenamiento moderno, ya que las API existentes «requieren que la aplicación administre y maneje cada una de estas solicitudes de una en una primero enviando la solicitud, esperando a que se complete, y luego manejando su finalización».

Teniendo todo esto en cuenta, DirectStorage hace las cosas de manera diferente al brindar a los desarrolladores una manera extremadamente eficiente de manejar muchas órdenes de E/S al mismo tiempo, algo que ya de entrada minimiza el tiempo que los jugadores esperan tanto para entrar al juego como para cambiar de nivel en éstos, haciendo a la vez posible la creación de mundos virtuales más grandes y detallados que se cargan tan rápido como el personaje se puede mover a través de ellos.