Call of Duty podría saltar de Xbox y PS5 a otras máquinas pero, ¿cuáles?

Call of Duty podría saltar de Xbox y PS5 a otras máquinas pero, ¿cuáles?

José Luís Sanz

La compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft tiene a los fans de Call of Duty en vilo, sobre todo los de PlayStation, que ven peligrar la presencia de la franquicia en sus consolas. Así que es normal que con cada nueva declaración de Phil Spencer, el máximo responsable de la división de videojuegos de Microsoft, muchos teman que tarde o temprano la franquicia de los norteamericanos termine por pertenecer exclusivamente al territorio Xbox.

PlayStation, ¿nada que temer?

Pero claro, esos mismos fans que viven asustados deberían conocer a Phil Spencer, un personaje que si por algo se ha caracterizado es por ser tremendamente amigable con el resto de competidores, a los que no duda en felicitar si cree que han hecho algo bien. Otra cosa es lo que ocurra de puertas para dentro, donde lo mismo el norteamericano saca los colmillos y deja muy claro cuáles son los límites de sus franquicias.

El caso es que en las últimas horas Phil ha vuelto a mostrar su locuacidad en medios y no ha dudado en lanzar otro hueso para que nos entretengamos con él. En esta ocasión, su mensaje no ha sido restrictivo hacia la franquicia Call of Duty sino al revés, bastante expansivo porque, aunque no se ha referido a una posible exclusiva en Xbox y marcha de PlayStation, ha preferido abrir horizontes y formular un deseo: ¿dónde le gustaría ver la franquicia de Activision triunfar?

Concretamente, Phil Spencer ha dicho que «Call of Duty específicamente estará disponible en PlayStation. Me encantaría verlo en la Switch, me encantaría ver el juego en muchas pantallas diferentes. Nuestra intención es tratar a Call of Duty como a Minecraft«.

Un Call of Duty global

Efectivamente, la clave es Minecraft. Desde el principio del acuerdo entre Microsoft y Activision Blizzard, muchos avanzaron que los planes de los de Redmond no serían restrictivos y, al revés, buscarían terminar conquistando cualquier aparato en el que pudiera ejecutarse un videojuego. No diremos que una caja registradora como en el caso de Doom, pero sí consolas, ordenadores, teléfonos móviles inteligentes, tablets e incluso Smart TV.

Call of Duty Warzone.

Microsoft es consciente de que el mercado más pequeño de los videojuegos es el de las consolas y que buena parte del pastel de negocio reside en los dispositivos móviles, donde están permanentemente enganchados de una forma u otra cerca de 2.800 millones de personas en todo el mundo. El resto, hasta los 3.000, son los usuarios de PlayStation, Xbox y máquinas de Nintendo tanto actuales como de generaciones anteriores así que…

Prueba de ello es que el propio Phil Spencer lo quiere dejar claro al afirmar que «esta oportunidad [la adquisición] tiene que ver realmente con los móviles para nosotros […] Si pensamos en los tres mil millones de personas que juegan a los videojuegos, sólo hay unos 200 millones de hogares con consola». Es decir, seguirán expandiendo la pata Warzone de Call of Duty y otras que puedan aparecer en el futuro.

En el caso de Switch, obviamente, se trata de un paso necesario para estar presente en el 100% de hogares con consolas y volvería al redil de los japoneses prácticamente una década después de su última entrega, tras el lanzamiento para Wii U de Call of Duty Ghosts a finales de 2013. Así que visto lo que quiere hacer Microsoft, si eres un gamer de PlayStation, no temas por cuestiones tan banales como eso de la exclusividad. En Xbox no parecen estar por la labor de quitarse ventas, ingresos y beneficios.

Fuente > IGN

¡Sé el primero en comentar!