La Atari VCS con SoC Ryzen en problemas: su arquitecto jefe renuncia al proyecto

Cuando la Atari VCS se anunció como consola y plataforma abierta, muchos nostálgicos estallaron de alegría, ya que suponía el regreso de una marca mítica en consola al nuevo siglo. Pero esto parece que se ha truncado por diversos motivos, donde incluso algunos afirman que el proyecto corre peligro y podría no ser lanzado, ya que su arquitecto jefe ha renunciado al proyecto tras dos años ¿qué está pasando en Atari?

Atari no estaría cumpliendo con los pagos ni con lo acordado

Atari-VCS-2

Si algo tenía el proyecto de Atari con su nueva VCS es precisamente estar en manos de un veterano de la industria como Rob Wyatt, el cual fue uno de los miembros fundadores del equipo de la primera Xbox.

Pero en el día de ayer Rob sorprendió con un giro de los acontecimientos no esperado: anunció que dejó de ser el arquitecto jefe de Atari VCS desde el día 4 de este mes. Rob aceptó el puesto en base a un nuevo desafío como el que suponía levantar Atari y crear un «nuevo» concepto de consola, pero las cosas no han ido nada bien desde hace algún tiempo.

Atari-VCS-1

El motivo de la renuncia de Rob es que asegura que Atari no le ha pagado las facturas a su consultor de diseño, Tin Giant, desde hace más de seis meses. Por lo tanto, su empresa se estaba haciendo cargo de dichas facturas, pero ya no podían seguir costeando su sueldo si Atari no cumplía con el acuerdo y pagos.

Pero este no es el único motivo para su renuncia, y quizás sea el menos importante, ya que según se ha informado, el equipo de Wyatt recibió el mes pasado y por primera vez un prototipo de placa base con SoC Ryzen. Esto supone un retraso enorme en los plazos y según parece, Rob no estaría dispuesto a depurar los detalles de dicho modelo de placa base ante la creciente ola de problemas que Atari está generando.

Atari VCS ha supuesto un problema tras otro

Atari-VCS-3

Esta consola se lanzó como un proyecto de Crowdfunding que llegó con problemas desde primera hora, donde hasta se llegó a juicio por diversos incumplimientos de contratos nada más recaudar el dinero necesario.

A esto hay que sumarle que los ejecutivos de Atari, al parecer, no han entendido hacia donde se dirigía el proyecto, y debido a esto han puesto traba tras traba al equipo de Wyatt, hasta el punto de no aprobar una distribución personalizada de Linux para que la consola pudiese ejecutar su propio sistema operativo.

Por lo tanto, Atari VCS sería una consola que terminaría funcionando como un PC Linux normal donde se podrían arrancar y ejecutar los juegos.

La única buena noticia llegaría desde el SoC Ryzen, el cual ha permitido reducir el precio estimado de esta consola hasta los 250 dólares en su versión de 4 GB, pero con la renuncia de Wyatt y con ello su empresa, los rumores se han disparado hacia una presumible cancelación del proyecto, donde como curiosidad, hoy sabemos que ningún desarrollador de juegos se ha registrado para el proyecto Atari VCS, lo cual es preocupante.

A poco más de 5 meses para su lanzamiento el proyecto parece hundirse, veremos si finalmente Atari consigue levantar el vuelo de nuevo.