¿Quieres más velocidad en tu NAS? WD revoluciona el sector: SN700 Red

Western Digital es conocida por su amplia gama de discos duros separada por colores según el tipo de aplicación para los que van a ser utilizados. Pues bien, acaban de presentar su WD Red SN700, donde se trata del primer SSD NVMe pensado para ser utilizado en un NAS. Veamos que tal rinde esta unidad de almacenamiento de estado sólido optimizada para usarse en un Network-attached storage.

En el mundo del almacenamiento por la naturaleza diferenciada entre un disco duro y una unidad de estado sólido según la aplicación hemos de escoger. Los HDD tienen una capacidad de almacenamiento por unidad monetaria que es varias veces superior, pero los SSD ganan en velocidad de acceso. El ideal sería tener ambas características, pero en el caso de los NAS donde poder almacenar la mayor cantidad de datos posible es clave es la unidad más tradicional la que gana en uso.

Jerarquia memoria SSD HDD

La idea de WD con su SN700 Red es que dicho SSD NVMe sirva como acelerador a la hora de dar acceso a los datos, porque ebido a la mayor velocidad de un SSD NVMe estos se pueden colocar por delante en dicho acceso respecto a los HDD. Esto implica que los datos se pueden copiar del disco duro a la unidad de estado sólido para que a la hora de buscarlos sea más rápido encontrarlos.

En cuanto al precio y su disponibilidad, el WD SN700 este oscila entre los 65 y los 650 dólares estadounidenses y con unidades de varios tamaños.

Especificaciones del SSD NVMe WD SN700 Red

WD Red SN700 SSD NVMe NAS

Nos encontramos ante un módulo M.2 NVMe del tipo 2280 que hace uso de una interfaz PCI Express 3.0 de 4 líneas para otorgar una velocidad de hasta 3,4 GB/s en lectura y 3,1 GB/s en escritura en el modelo más avanzado, pero de 3,1 GB/s y de 1,6 GB/s en los más simples. Por lo que a simple vista se trata de una unidad que no destacaría por encima del resto, además hace uso de los módulos de memoria 3D-TLC de la compañía, pero como hemos comentado antes, la fuerza de este WD SN700 Red no está en la velocidad secuencial.

Un NAS con una serie de SSD NVMe que sirvan como caché de datos tiene que tener una capacidad de trabajo en su controladora flash para procesar la lectura y escritura de datos muy rápida. Pues bien, en el caso que nos ocupa va de los 220K /180K IOPS en los modelos más sencillos hasta los 550K/560K IOPS en los modelos más avanzados y por tanto se coloca al nivel de un servidor. Soportando los primeros con 250 GB de capacidad de almacenamiento 500 TB de escrituras en toda la vida útil de la unidad y el tope de gama con 4 TB de memoria llega hasta los 5.100 TB.

La capacidad de su controladora flash lo sitúan al nivel de las unidades de estado sólido más avanzadas para servidor y la cantidad de escrituras que soportan lo hacen ideal para acelerar el acceso a los datos que tengamos almacenados en un NAS. Hay que tener en cuenta que tu PC es tan rápido como le deja su parte más lenta y si sueles trabajar con un Network-attached storage vas a echar en falta poder acceder a los datos que tienen almacenados mucho más rápido.