¿Es mejor conectar el PC directamente a la toma de corriente?

Si bien es cierto que la mayoría de usuarios de PC conectamos nuestros dispositivos a la luz eléctrica utilizando una regleta multiplicador de enchufes, hay usuarios que piensan que esto es malo porque puede provocar sobrecargas y prefieren conectar el PC directamente a la toma de corriente de la pared; ¿es mejor conectar el PC directamente a la pared o, por el contrario, es más recomendable utilizar una regleta? En este artículo te sacaremos de dudas.

Generalmente, cuando hablamos de un PC de sobremesa no nos referimos tan solo a la caja del PC que alberga todo nuestro hardware, sino que hablamos del conjunto de dispositivos que conforma todo el ecosistema de PC y que incluye aparatos como el monitor o monitores, altavoces e incluso el router para tener conexión a Internet, todos aparatos que están al lado de la torre y que también necesitan conectarse a la corriente, motivo por el que normalmente todos utilizamos una o más regletas.

Conectar el PC a la toma de pared, ¿tiene alguna ventaja?

Sin embargo, tampoco es extraño que tengamos dos o incluso más enchufes de pared juntos, y no son pocos los usuarios que piensan que es mejor utilizar uno de esos enchufes exclusivamente para la torre del PC y el otro, con una regleta, para todo lo demás. Hemos escuchado hablar de que esto es mejor porque así se evitan sobrecargas en la regleta y, sin embargo, como te vamos a contar a continuación no es oro todo lo que reluce.

Regletas enchufes

Cierto es que conectando el PC directamente a la toma de corriente puedes evitar sobrecargas en las regletas, y sin embargo esta sería una situación atípica por no decir absurda: hasta la regleta más barata y de baja calidad soporta hasta 2.200 vatios de consumo eléctrico, lo que significa que para que se produjera una sobrecarga en ésta tendrías que conectar aparatos con un consumo elevadísimo, como podría ser la nevera, el aire acondicionado o una aspiradora (y aun así difícilmente la sobrecargarías salvo que conectaras todo eso a la vez).

Por el contrario, conectar el PC directamente al enchufe de la pared también puede tener desventajas y es que no estás poniendo ningún elemento intermedio entre el PC y la instalación eléctrica de tu casa, lo que significa que la fuente de alimentación tendrá que soportar las fluctuaciones de tensión, picos de corriente y demás problemas inherentes a las instalaciones eléctricas.

No pasa nada por eso y especialmente si la instalación eléctrica está en buen estado, pero si en cambio pones entre medias una regleta de protección (ya no hablamos de las regletas baratas típicas de color blanco que todos tenemos, sino de una regleta «buena») ya no será tu preciada fuente de alimentación la que tenga que lidiar con los problemas eléctricos, sino que para eso tendrás precisamente la regleta, que hará las veces de filtro entre la instalación eléctrica y tu PC.

Regleta con fusible

Por lo tanto y dicho esto, conectar el PC directamente al enchufe de la pared no te aporta ninguna ventaja real (salvo que, como hemos dicho, enchufes a la misma regleta que el PC aparatos de gran consumo) y de hecho puede llegar a ser contraproducente si lo ponemos en comparación con utilizar una regleta de protección. No pasa nada por hacerlo, pero desde luego usar una buena regleta es una opción más segura.

De hecho, desde HardZone te recomendamos encarecidamente que protejas tu preciado PC utilizando o bien una regleta de protección o bien un SAI, algo todavía mejor porque además de hacer de filtro eléctrico te permitirá mantener el equipo encendido para realizar un apagado controlado si se va la luz.