Los materiales para los chips podrían dispararse de precio: ¿+600%?

Si vives fuera de la Unión Europea puede que la situación entre la OTAN, Ucrania y Rusia no te mantenga muy alerta. La realidad es que el conflicto bélico que puede originar es, perfectamente, el preámbulo de una tercera guerra mundial donde habría un desencadenante clave para ella si se diese el caso: el precio de los materiales para los chips que llegan desde Rusia y Ucrania podría escalar hasta límites increíbles ya vistos o por encima de estos. ¿Un aumento del 600%?

Un aviso, un único aviso ha bastado para hacer saltar las alarmas ante lo que parece ser una ofensiva inminente de Rusia sobre Ucrania y sus consecuencias. Y es que de producirse este hecho bélico EE.UU, Europa y en menor grado China entrarían en una crisis de suministro de materiales clave para los chips, donde un nuevo informe revela el calado que podríamos ver en apenas dos días.

El precio de los materiales para chips en Rusia y Ucrania

Paladio

La casa blanca ha avisado a sus empresas en suelo americano: si Rusia toma represalias ante las restricciones de las exportaciones de EE.UU esta podría bloquear el acceso a materiales clave para la fabricación de chips.

Un informe de Techcet aclara el paisaje: muchos fabricantes de semiconductores dependen de materiales de origen ruso y ucraniano, lo cual implica que la guerra por las fronteras, los misiles y el control de un país tiene un fondo más oscuro si cabe.

En los datos está la clave. Más del 90% de los suministros de neón para semiconductores que llegan a los Estados Unidos provienen de Ucrania, mientras que el 35% de un material tan escaso como el Paladio proviene de Rusia. Una fuente no revelada comentó sobre las conversaciones entre los fabricantes de chips y el gobierno de Biden:

«Parte de eso es trabajar con las empresas para asegurarse de que si Rusia toma medidas que interfieren con las cadenas de suministro, las empresas estén preparadas para las interrupciones. Entendemos que hay otras fuentes de productos clave disponibles y estamos listos para trabajar con nuestras empresas para ayudarlas a identificar y diversificar sus suministros».

Un documento adjunto de la administración de Biden afirmaba que con respecto a la producción ruso/ucraniana sobre el paladio, helio, neón y escandio, las empresas implicadas debían avisar a las autoridades sobre las posibles interrupciones del suministro si consideran que pueden ser una preocupación para su empresa.

La fabricación y el precio

Rusia-vs-Ucrania

Según sabemos, el neón es fundamental para ciertos escáneres de la fabricación de chips, lo cual afecta mucho más a Europa por ASML, y este proviene de un residuo de la fabricación del acero ruso que finalmente termina en Ucrania para purificarse y enviarse a EE.UU y nuestro continente. El paladio se usa en sensores de smartphone (iPhone) y memorias (Micron, Intel, Kingston, WD), por lo que no hay que decir el problema que ello genera.

El problema es grave, pero no una debacle para el sector. Cuando Rusia anexionó a Crimea en el conflicto contra Ucrania se vivió algo similar allá por el 2014, donde los precios del neón subieron casi un 600%.

ASML-3

El conflicto que hoy nos acecha es mucho mayor y lo que es seguro es que si hay nuevos movimientos el precio comenzará a subir y este será exportado a los chips, donde las empresas mencionadas junto con NVIDIA y AMD (Asia también depende de los materiales rusos, aunque en menor medida que occidente) verán reflejado este hecho en los materiales para chips que salen desde Ucrania y Rusia.