Micron abandona definitivamente el negocio de las memorias 3D XPoint

En el mes de marzo os contábamos que Micron había anunciado que abandonaba la fabricación y desarrollo de la memoria 3D XPoint, disolviendo su asociación con Intel para este desarrollo y, de hecho, poniendo en venta su fábrica. Ahora, solo tres meses y medio después de este anuncio, la compañía ha confirmado que se ha cerrado la venta de su fábrica en Utah, EEUU, a Texas Intruments por un valor total que suma unos 1.500 millones de dólares. ¿Qué repercusiones tendrá esta venta?

El acuerdo definitivo para vender la fábrica de memoria 3D XPoint de Micron ubicada en Lehi, Utah, ya se ha firmado y el comprador es Texas Instruments. El valor económico de la venta asciende a 1.500 millones de dólares dividido en 900 millones en efectivo y aproximadamente 600 millones en valor de herramientas seleccionadas y otros activos. Micron ha vendido ya algunos de estos activos y retendrá el resto para reasignarlos a otros sitios de fabricación o venderlos a otros compradores.

La memoria 3D XPoint ya no es de Micron, ¿seguirá TI su desarrollo?

Intel Optane 3D Xpoint 04

Las instalaciones de Micron en Utah han sido el hogar de un equipo altamente cualificado con experiencia en todos los aspectos de la fabricación avanzada de semiconductores. Texas Instruments ofrecerá a todos estos trabajadores la oportunidad de convertirse en sus empleados al cierre de la venta, y a pesar de que tienen la intención de implementas sus propios métodos y tecnologías en la fábrica respetarán a todos los empleados que decidan quedarse. Se prevé que, aunque el acuerdo ya está firmado, la venta se haga efectiva a finales de este año.

Como decíamos al principio, Micron anunció que ponía a la venta su fábrica de memoria 3D XPoint en marzo de este año, al mismo tiempo que ya confirmó sus planes de cesar la producción de este tipo de soluciones de memoria para buscar otro tipo de productos para centros de datos, habilitadas por interconexión CXL. CXL ofrece conectividad de alto rendimiento para computación, memoria y almacenamiento, abordando el aumento de los requisitos de carga de trabajo de los centros de datos que es para lo que se usaba ahora la memoria 3D XPoint nada más.

Ahora lo que quedará por ver son los planes de Texas Instruments al respecto. No podemos olvidar que esta fábrica que ahora les pertenece nació fruto de una colaboración entre Intel y Micron, pero actualmente Texas Instruments no tiene ninguna relación con Intel y habrá que ver si se produce un acercamiento para intentar impulsar de nuevo el desarrollo de esta tecnología o si por el contrario se conforman con lo que tienen y simplemente siguen fabricándola pero sin intentar mejorar su desarrollo.

Texas Instruments

La verdad es que es cierto que la tecnología 3D XPoint nunca llegó a despegar. Tras 9 años de desarrollo, que terminó en 2019, solo Intel era cliente de Micron al respecto de esta tecnología y, de hecho, si Micron ha decidido desprenderse de este negocio es porque no les estaba generando beneficios sino más bien todo lo contrario. Desde luego, Texas Instruments es una compañía que tiene potencial para hacer que la cosa cambie (al menos siempre y cuando Intel siga siendo cliente), pero solo viendo el precio que han pagado por esta tecnología (1.500 millones es muy poco, realmente) seguramente deben tener algo pensado de cara al futuro, así que habrá que estar atentos al anuncio propio de TI porque este del que os estamos hablando hoy viene de Micron y no de ellos.