Intel acepta la derrota y vende su división de SSD y RAM a SK Hynix

Lo que hace solo unos días era un rumor con cierto fundamento que se veía reflejado en las acciones de Intel, ahora es una realidad que mediante un comunicado oficial tanto los azules como SK Hynix han ofrecido a los medios. Intel sale del negocio de las NAND Flash vendiendo con ello todo su negocio de almacenamiento y memoria NAND por un valor de 9 mil millones de dólares a los surcoreanos. Una historia que ya se fraguó a fuego lento hace más de un año y que ahora es una realidad.

Se podría decir que Intel no ha llegado a triunfar en el negocio de las NAND Flash y que ahora tiene que salir por la puerta de atrás tras su cabezonería a la hora de innovar en productos que a muy pocos le interesaban.

Bien es cierto que han sido pioneros y punteros en tecnología, pero no han sabido gestionar sus cartas y esta ventaja tras miles de millones de inversión en I+D. Ahora, su aliado SK Hynix se hará cargo del negocio de las obleas y componentes NAND, la planta de fabricación en Dalian en China y solamente quedará el distintivo del negocio Optane para Intel.

¿Fracaso de Intel y SK Hynix en el negocio de las NAND Flash?

Intel-Optane

Se podría decir que sí, ya que los productos Optane, aunque tenían ventajas muy claras, no han sido recibidos por la comunidad con un afán de compra como tal. Y los problemas han sido muy claros: precios altos, capacidades más limitadas y sobre todo la continua exclusividad hacia las plataformas de la compañía.

Esto ha hecho que los productos de Intel sean demasiado exclusivos y comparativamente hablando más caros, en algunos casos con peores prestaciones y en otros con mejores, pero el no abrir su tecnología a su rival ha significado la muerte de esta rama de Intel.

Si a esto le sumamos los problemas del negocio, donde se está atravesando continuos altibajos en los precios, donde la oferta supera a la demanda y donde no paran de bajar los precios tras innumerables intentos de subida, han provocado que finalmente Intel se retire del negocio definitivamente.

Acuerdo mil millonario con ciertas concesiones

The Intel Optane SSD 800P

Tras la firma, SK Hynix adquiere le negocio íntegro de Intel NAND SSD, con sus correspondientes empleados, IP y sus asociados, la ya comentada Fab en China y algunos componentes más mediante un pago previo de 7 mil millones, por lo que quedarían 2 mil millones más por pagar.

Dicho pago se hará tras el llamado cierre final, donde se espera para marzo de 2025 y por lo tanto será entonces cuando SK Hynix pueda hacerse con los activos restantes, comenzando por la propiedad intelectual relacionada con la fabricación y el diseño de obleas NAND Flash, los empleados de I+D y la fuerza laboral de la que dispone Intel.

Por lo tanto, Intel mantendrá su negocio de Optane, al menos hasta el cierre, y seguirá invirtiendo dinero para desarrollar productos a «largo plazo». La venta ha tenido un repunte a modo de acciones en bolsa tras lo cual se ha producido una bajada, donde se entiende que los inversores no están demasiado de acuerdo con lo firmado.

Pase lo que pase, la fecha de cierre para Intel está fijada en 2025 y como tal, dirá adiós a un sector donde no ha podido abrirse paso.