Intel SSD 665p, nuevos SSD NVMe con QLC de segunda generación

Intel SSD 665p, nuevos SSD NVMe con QLC de segunda generación

Rodrigo Alonso

Dos meses después de haber sido anunciados oficialmente, los Intel 665p verán hoy por fin la luz. Bajo el sobrenombre «Neptune Harbor Refresh», estos SSD NVMe de la marca son los sucesores de los 660p, los dispositivos de estado sólido con chips de memoria QLC de más éxito en el mercado y que ahora incorporan memorias de segunda generación.

Realmente, estos nuevos Intel 665p tienen pocos cambios con respecto a la anterior generación, al menos en términos de diseño. El cambio más importante, eso sí, es que Intel ha cambiado los chips de memoria 3D QLC NAND de 64 capas a la segunda generación de los mismos, con 96 capas. A este respecto, por cierto, Intel dice que son los primeros del mercado, pero Western Digital ya anunció hace semanas que estaban produciendo sus propios chips de memoria QLC de 96 capas, si bien es cierto que todavía no los hemos visto implementados en SSDs todavía.

Solo habrá modelos de 1 TB de los Intel 665p de momento

Parece que la cadena de producción de estos chips QLC de 96 capas no está, por el momento, a plena producción. Y es que Intel solo lanzará un modelo de 1 TB de capacidad de estos SSD por el momento, mientras que los modelos de 2 TB llegarían en algún momento del primer trimestre de 2020. Y la noticia también es que no habrá modelos de 512 GB, así que los de 1 TB serán los de menos capacidad.

Parece ser que los problemas de rendimiento que tenían los modelos de 512 GB de la anterior generación, así como la amplia competencia que hay en el mercado en los SSDs TLC de esta capacidad, han hecho que Intel tome la decisión de que no les merece la pena lanzar al mercado modelos de dicha capacidad.

Los Intel 665p «Neptune Harbor Refresh» usarán una controladora Silicon Motion SM2263 NVMe, con una pequeña caché DRAM y una caché SLC variable y de gran tamaño.

Solo pequeñas mejoras de rendimiento

El cambio a los chips de memoria QLC de 96 capas solo ha permitido pequeñas mejoras de rendimiento, con un incremento de en torno al 13,6%, algo poco notable para tareas cotidianas que puedan realizar los usuarios que tengan estos SSD. Sigue estando considerado dentro de la gama de entrada de este tipo de producto, y es que su interfaz sigue siendo PCIe 3.0 x2 incluso aunque soporta interfaz PCIe 3.0 x4.

En la siguiente tabla podéis ver sus números de rendimiento y la comparación con la generación anterior. En resumidas cuentas, el modelo de 2 TB tendrá un rendimiento de 2000 MB/s tanto de lectura como de escritura.

La variante de 1 TB ya está disponible a un precio de venta recomendado de 125 dólares, mientras que como decíamos el modelo de 2 TB llegará durante el primer trimestre de 2020 a un precio todavía por determinar.