Esta placa soporta 4 generaciones de CPUs de Intel, ¿es el modelo definitivo?

Siempre se ha alabado la capacidad de AMD para mantener un mismo socket para distintas generaciones de CPU, aunque en alguna ocasión le haya llevado a cierta controversia como hemos visto en X570. Intel por el contrario cambia cada pocas generaciones de plataforma, aunque mantiene la estructura del socket. Colorful parece haber dado en el clavo de este problema con un modelo de placa base que es capaz de soportar 4 generaciones de CPUs Intel: H310M-E V20 ¿es este el modelo definitivo?

La obligación de actualizar a una nueva placa base nunca ha gustado a los usuarios, que como mucho en Intel disfrutan de dos generaciones de CPUs sin alteraciones.

Aunque en varias ocasiones hemos visto como aun manteniendo el mismo socket Intel instaba al cambio de placas, «obligando» a los fabricantes a no dar soporte por BIOS mientras que la compañía no facilitaba tampoco su micro código, una de ellas ha dicho basta y se revela contra el gigante azul.

Colorful H310M-E V20: la revolución que pedían los usuarios

H310M-E V20

Sí, es cierto, no es una placa base de gama alta sino de entrada, con un chipset propio de ello, con unas características básicas que la enfocan al mercado de entrada. Pero lejos de esto tan obvio, Colorful ha dejado en evidencia total y absoluta a Intel a pesar de las recomendaciones lógicas de este.

Y es que este modelo aunque solo enumera en sus especificaciones soporte para procesadores Coffee Lake y Coffee Lake Refresh (como todas las placas LGA1151 V2), sorprendentemente, unas capturas han revelado que este modelo tan poco pretencioso en apariencia deja por los suelos a la gran mayoría de los modelos actuales, por no decir a todos.

Y es que se ha visto como mediante CPU-Z esta H310M-E V20 es capaz de soportar procesadores Kaby Lake y Skylake (no se especifica cuales lógicamente).

Esto deja a los ensambladores una opción más que considerable dado su precio y su gran potencial, con un chipset que ya está más que amortizado y con un solo modelo al que prestar soporte, como se suele decir, para ellos es un «win-win».

Básica, pero suficiente para cualquier procesador de stock

H310M-E V20 1

Como hemos comentado, esta placa no destaca por sus prestaciones, opciones o expansiones, pero es suficiente para cumplir incluso con un i9-9900K. Posee dos ranuras con soporte para DDR4-2666 MHz, no tiene NVMe M.2 pero sí un PCIe 2.0 X1 para instalar por ejemplo una tarjeta de sonido dedicada.

Además, incluye un PCIe 3.0 X16 para nuestra GPU de gama alta, cuatro SATA III, Gigabit Ethernet gracias a un chip Realtek RTL8111H, tarjeta de sonido Realtek ALC662, dos puertos PS2 para teclado y ratón, un HDMI, un VGA, dos USB 3.0 y dos USB 2.0.

Como vemos, son características de placa base de gama de entrada, pero adopta una curiosa simbiosis que nos es complicada de explicar en cuanto a las generaciones de CPUs que soporta, ya que según Intel, el pinout es diferente en cuanto a la entrega de potencia y voltajes.

Pines-sockets-1151

Algo que usó para justificar el salto a los 6 y 8 núcleos por su mayor consumo y necesidad de estabilidad eléctrica, algo de lo que hablamos en su momento y donde ya vimos que otras placas con BIOS mod habían conseguido con más o menos éxito, pero no a los niveles de esta Colorful H310M-E V20.