Dell toma por tontos a los usuarios con su memoria RAM propietaria

Si existe algo que por suerte cada vez vemos menos en el mundo del hardware son los estándares propietarios absurdos. Aquellos que no tienen más sentido que encarecer las opciones al usuario final o hacerle mucho más difícil una tarea respecto a soluciones ya existentes en el mercado. Es el caso de los módulos CAMM de Dell, los cuales ahora el fabricante quiere hacer pasar por un supuesto estándar a través de la JEDEC.

Cuando dos empresas ofrecen el mismo producto, entonces ocurre una competencia de precios- Este es el caso del mercado de los módulos de memoria RAM, los cuales tienen una amplia variedad de fabricantes que compiten en un espacio altamente disputado donde sus clientes son tanto los fabricantes de ordenadores portátiles y de sobremesa, así como los usuarios que quieren ampliar la memoria de los mismos.

Sin embargo, Dell ha querido sumarse a la fiesta con sus módulos de memoria CAMM, los cuales solo usan sus portátiles y atan al consumidor final al precio que ellos marquen para ampliar la RAM de sus ordenadores. Algo que ya ha sido criticado. ¿La respuesta del fabricante? Intentar hacer pasar su tecnología propietaria sin más sentido que encarecer dicho componente en sus ordenadores como un estándar.

Dell pretende hacer pasar sus módulos CAMM como un estándar

Hace unos días os comentábamos como Dell había creado una variante propietaria y sin ningún sentido en vez de los módulos SO-DIMM para usar en sus ordenadores bautizados como CAMM. ¿El objetivo? No tener competencia a la hora de vender la expansión de memoria RAM para sus portátiles y, por tanto, hacer tragar a los usuarios con unos altos precios. Ahora desde el fabricante y ensamblador de ordenadores pretenden limpiar su imagen haciendo que sus módulos propietarios estén bajo el estándar de la JEDEC.

Todos y cada uno de los ordenadores portátiles con capacidad de expansión de memoria RAM se diseñan para el uso de módulos SO-DIMM estándar, ninguno de los fabricantes hará uso de una variación que no les aporta nada. En primer lugar, los fabricantes de memoria no van a adoptar un segundo estándar que no aporta nada sustancial. Aunque Dell afirme que su diseño es un 57% más fino, no vemos a empresas como Samsung, Micron, SK Hynix y el resto de fabricantes de módulos de memoria RAM para sobremesa y portátiles, adaptar sus fábricas para el montaje de memorias CAMM. Al mismo tiempo, los fabricantes de portátiles tampoco van a adoptar este nuevo estándar, es un sinsentido enorme y no aporta nada respecto a utilizar módulos SO-DIMM de toda la vida.

Es más, el nuevo tipo de memoria requiere un tipo de conector totalmente nuevo, que requiere un rediseño de la placa base del portátil. Es totalmente lógico pensar que esto es un movimiento de Dell para limpiar su imagen. Los módulos CAMM no tienen realmente nada de especial. Es otra forma de distribuir los chips de los módulos de memoria DDR5. Pero el cambio en la manera afecta la capacidad de actualización.

¿Qué pretende Dell?

Dell por lo visto tendría planes para una interfaz SO-DIMM a interfaz CAMM y no sabemos que pretenden con ello. No olvidemos que la idea de Dell es la de unificar el PCB de varios módulos de memoria en uno solo, pero si añadimos el módulo SO-DIMM a CAMM entonces la ventaja de tener un módulo de memoria un 57% más fino se pierde. Además, que no se gana nada respecto a soldar y cablear módulos convencionales.

Es por ello que desde nuestro punto de vista, y pese a los vítores por parte del resto de medios, esto no deja de ser una manera de Dell de salvar la papeleta y justificar su idea de bombero. Para colmo, la velocidad de la opción de 128 GB es mucho más lenta. Pudiendo alcanzar solamente los 3600 MHz en cuanto a velocidad de transferencia, mucho más baja que la actual de la DDR5 que llega a los 4800 MHz.