Como limpiar el portátil si se le ha caído café encima

Puede que alguna vez y por accidente hayas derramado café sobre tu ordenador portátil y tras darte cuenta de ello hayas entrado en pánico. No te preocupes, ya que no es el fin del mundo y tampoco deberás tirar tu PC a la basura. Por lo que te hemos preparado una pequeña guía sobre lo que deberás hacer si te acaba ocurriendo este peculiar y a la vez común percance sin que tengas que llevarlo al servicio técnico ni dar tu ordenador por perdido por una estupidez.

Una buena taza de café es algo que nos ayuda a todos levantarnos en el día a día y muchas veces esta la llevamos a nuestro ordenador para leer las últimas noticias del día. ¿Qué ocurre a veces? Pues el hecho que a veces derramamos café en el portátil. Ya sea por el hecho que de repente por un movimiento reflejo nos atragantamos y tosemos todo el café encima, o simplemente damos un golpe suave sobre la taza. En todo caso, hemos de tener en cuenta que esto puede crear un cortocircuito en el portátil y no solo eso, sino además dejar un poso que puede afectar a las comunicaciones internas del PC especialmente si le hemos echado mucha azúcar.

¿Como limpiar el portátil si se ha derramado café?

Primero de todo desconecta el portátil del cable de alimentación en el caso de que estuviese cargado, dado que puede ser que Windows empiece a marear la perdiz a la hora de cerrar las diferentes aplicaciones y el tiempo corre en nuestra contra, simplemente dale al botón de apagado de tu portátil. Sí, es algo que no solemos recomendar, pero esta es una situación excepcional.

En el caso de que puedas desconectar la batería de tu portátil hazlo, ya que nuestro objetivo es evitar un potencial cortocircuito. Si, en cambio, tienes un portátil con batería no removible, entonces ponlo bocabajo, para que todo líquido no toque la circuitería interna y otros puntos cruciales. Sea cual sea el caso, todos los caminos llevan a Roma, por lo que deberás darle la vuelta al portátil, sea cual sea el caso

Café Derramado PortátilLo próximo que nos interesa es acceder al interior, por lo que quitaremos los tornillos de su parte interior, retiraremos la tapa y con mucho cuidado abocaremos el café en exceso que se nos haya abocado en el portátil en exceso hacia afuera del mismo. Nuestro consejo es que si puedes desconectes todos los componentes que puedas desconectar de la placa principal del portátil y los vayas limpiando uno por uno. Si es necesario, coge un secador de pelo a toda potencia para secar todo el líquido sobrante y sobre todo ten paciencia a que todo quede totalmente seco.

Luego, cuando haya pasado un tiempo prudencial, lo que dependerá de la estación en la que estemos, solo tendrás que volver a montar de nuevo el portátil para volver a usarlo de manera normal y corriente. Por cierto, ya que has abierto el portátil, aprovecha para hacerle una limpieza general a tu portátil.

3 Comentarios