AMD limita sus tarjetas gráficas en los nuevos chipset para Ryzen

AMD limita sus tarjetas gráficas en los nuevos chipset para Ryzen

Javier López

Desde finales de año pasado comenzamos a hablar de lo que podría y debería ser una nueva serie de chipset de gama baja de AMD para un nuevo mercado. Hoy, la compañía ha hecho oficial el anuncio de los nuevos X300, A300 y PRO 500, donde estos chipset englobarán a una serie de modelos no especificados, pero de los cuales se han filtrado las primeras especificaciones con algunas limitaciones importantes de cara al soporte de Ryzen Zen 2.

Lo único que ha comentado AMD de forma oficial deja en el aire bastantes cuestiones, sobre todo a raíz de los datos y filtraciones que vimos hace meses.

Lo comentado por los de Lisa Su se resume en que estos conjuntos de chips A300 y PRO 500 están dirigidos a usuarios comerciales y consumidores prácticos que necesitan una solución simple y pequeña. Entonces, ¿está justificado el limitar parcialmente sus prestaciones?

AMD PRO 560 FCH: un chipset con limitaciones importantes de cara al futuro

AMD PRO 500

El primer chipset filtrado gracias a las especificaciones de Lenovo para su ideacentre T540-15AMA deja entrever por donde van a ir esta gama, que incluirá una serie de placas base que no está claro si llegará al mercado minorista como tal.

En cualquier caso, lo que está claro es que soportarán los nuevos procesadores Ryzen 3000 basados en Zen 2, pero al parecer podrían ofrecer limitaciones en cuanto a número de núcleos y TDP se refiere. Esto podría dejar de lado a los modelos más potentes y consumistas de energía, algo que tiene sentido si son placas base muy básicas.

Sorprende el uso y soporte de RAM DDR4 a 3200 MHz de serie para los procesadores, pero la limitación hará que solo se pueda usar hasta 32 GB a 2666 MHz, e incluso se especifica que la memoria podría hacer underclock por una menor capacidad del controlador de memoria.

Esto evidencia el soporte para los Ryzen 2000, incluidos la gama PRO, donde su IMC se situaba a 2933 MHz.

No usará todo el potencial de los Zen 2: limita el uso de PCIe 4.0

AMD PRO 560

Una de las principales características de los Ryzen 3000 es el uso de PCIe 4.0 en toda su extensión de líneas para dicha interfaz. De momento, solo está habilitado en las placas base con chipset X570 y al parecer, este PRO 560 no hará uso de él. Los datos de Lenovo revelan hasta PCIe 3.0 X16 para sus tarjetas gráficas y PCIe 3.0 X4 para sus SSD.

Por lo tanto, AMD no va a facilitar la adopción de este estándar en su gama más baja de productos, de manera que todos aquellos que adquieran equipos con dicho chipset en su haber se encontrarán con una limitación importante de cara a un futuro más cercano que lejano, donde las nuevas GPUs contarán con total seguridad con dicho estándar.

Mismo caso para los SSD NVMe M.2, los cuales son una realidad y donde este chipset AMD PRO 560 tampoco ofrecerá soporte, limitando un posible upgrade para mayor velocidad y capacidad.

Por un lado y desde el punto de vista de los fabricantes OEM tiene sentido: placas base con soporte para Zen 2 con su consecuente marketing y ventas, pero si finalmente estas placas llegan a los minoristas, no son mejor opción que modelos que ya están en el mercado, debido principalmente a que no aportan nada nuevo excepto un posible precio de derribo para competir con Intel donde estos, en teoría, no pueden hacerlo.