Así puedes hacer overclock a tu CPU «no K» con una placa base ASUS

Así puedes hacer overclock a tu CPU «no K» con una placa base ASUS

Javier López

Uno de los aspectos más controvertidos de la política que sigue Intel con sus procesadores es precisamente el hecho de que para poder realizar overclock tenemos que disponer de una versión K. Los fabricantes han visto un nicho de mercado con la nueva gestión de energía de los procesadores Intel de 10 Gen, ya que ahora pueden configurar los estados PL de manera más óptima. De ahí nace ASUS Performance Enhancement o APE, una técnica para aumentar la frecuencia y hacer overclock a tu CPU bloqueada.

El movimiento de ASUS va seguido de lo que ASRock ya anunció con su BFB, una tecnología que no se puede decir como tal que sean una copia, pero sí que se basan en los mismos argumentos y principios, aunque con dos estilos diferentes.

Lo realizado por ASUS va un poco más allá y podríamos decir que es más efectivo y directo, ya que lo realizado en sus BIOS es un poco más agresivo, lo cual maximizará el rendimiento de la CPU.

ASUS Performance Enhancement, aumenta el rendimiento de tu CPU no K

ASUS-Performance-Enhancement

Aunque las distintas marcas han abierto un poco más la mano, ASUS solo va a disponer de esta característica en las placas base que porten los chipsets H470 y B460, pero además, tienen que estar dentro de la gama TUF o ROG Strix.

Si disponemos de una de estas placas base podremos aumentar la frecuencia de nuestra CPU a modo de overclock (Intel no permite subir multiplicador en CPUs no K) con solo cambiar un setting. Dicho setting recibe el nombre de la tecnología: ASUS Performance Enhancement, abreviado como APE y lo encontraremos dentro del apartado AI Tweaker, justo debajo del AI Overclock Turner que da opción a activar el perfil XMP de las memorias.

Lógicamente para ver todo esto tendremos que estar dentro del modo avanzado de la BIOS y no en el modo EZ. Además, ASUS ha listado una serie de TDPs que se podrán desbloquear dependiendo del modelo de placa base y desde la versión de BIOS donde estará disponible.

De momento, todos los procesadores no K podrán disponer de un máximo de 125 vatios en todos los modelos H470 y B460 excepto la ROG STRIX B460-F Gaming, que eleva la cifra hasta los 210 vatios.

¿Cómo funciona ASUS APE?

Intel-CPU-fake

ASUS ha sido más tajante a la hora de abordar esta técnica y como ya vimos con ASRock y su BFB, todo se basa en una cosa: los estados PL o Power Limit. ASUS ha anulado el estado PL1 original que otorga a estas CPU un TDP de 65 vatios, por lo cual, cuando se agote el tiempo de TAU, el procesador no bajará al estado PL1, sino que se mantendrá en el PL2 con los TDP mencionados más arriba.

Esto impulsa tanto las frecuencias como el consumo y por ende la temperatura, algo que ha sido posible porque al parecer Intel ha abierto la posibilidad a los fabricantes de ajustar ciertos estados PL, así como los valores TAU.

Las mejoras de rendimiento deben de ser interesantes, ya que tendremos la frecuencia de 1 núcleo en todos ellos y de forma perenne siempre que haya carga, lo cual es un overclock más o menos automático con solo cambiar un setting, pero sin las opciones de configuración que permiten chipsets de la gama Z. En cualquier caso, es algo gratuito y simple de hacer que solo nos costará consumo y temperatura, pero que a cambio nos da un mayor rendimiento que podría estar entre un 10% y un 20% aproximadamente.