Análisis: Aorus AC300W

Aorus AC300W Analisis

La elección de una caja de ordenador es muy importante, sobre todo si estamos montando un ordenador de gama alta o tenemos en mente utilizar el equipo para jugar. Las cajas de gama alta nos ofrecen una serie de ventajas respecto a la gama baja, ventajas como, por ejemplo, una mejor ventilación de los componentes, mayor aislamiento acústico (menos ruido), menos ruido y, por qué no, todo tipo de leds RGB y efectos de iluminación que nos permiten dar a nuestro equipo una estética única. Si estamos buscando una torre de gama alta, con las prestaciones que hemos indicado anteriormente, entonces una de las alternativas que debemos tener en mente es la Aorus AC300W.

Especificaciones técnicas de la caja Aorus AC300W

La caja Gigabyte Aorus AC300W es una torre de gama alta especialmente diseñada para el público gamer. Esta torre formato ATX cuenta con un chasis de acero que nos ofrece una gran robustez para nuestro ordenador, además de ofrecernos un panel lateral transparente con el que podremos apreciar el interior de nuestro ordenador con toda su iluminación.

Esta torre cuenta con un tamaño de 469 mm de alto, 211 mm de ancho y 458 mm de profundidad y, además de una placa ATX nos permite colocar en su interior dos unidades de 3.5 pulgadas, y 3 unidades de 2.5 pulgadas. Además, las bahías de 3.5 pulgadas se pueden utilizar perfectamente para colocar unidades de 2.5 pulgadas, pudiendo colocar, por ejemplo, un total de 5 unidades SSD dentro de la torre perfectamente ancladas. Como todas las cajas de gama alta hoy en día, esta tampoco tiene hueco para unidades de 5 1/4 pulgadas.

Esta torre cuenta con un total de 7 ranuras de expansión, o dos si queremos colocar nuestra tarjeta gráfica en vertical. En cuanto a la ventilación, la Aorus AC300W nos permite colocar 3 ventiladores de 120 mm (o dos de 140 mm) en el frontal, dos ventiladores de 120 mm (o dos de 140 mm) en la parte superior de la torre y un ventilador de 120 mm en la parte trasera. El tamaño máximo de la tarjeta gráfica es de 40 cm, mientras que el de la fuente de alimentación (que está aislada del resto del equipo en la parte inferior) es de 18 cm.

En el frontal de la caja nos vamos a encontrar dos puertos USB 3.0, un puerto USB-C, dos conectores jack de 3.5 mm y una salida para HDMI, imprescindible si vamos a usar realidad virtual.

Especificaciones Aorus AC300W

Análisis externo de la caja Aorus AC300W

Lo primero que podremos ver es la caja de cartón en la que viene esta torre. En esta caja de cartón podremos ver una fotografía de la torre en cuestión, además de algunas de las características de la misma en la parte trasera y en los laterales. La torre viene en el interior protegida por un plástico, además de correctamente embalada por dos placas de porexpan.

Una vez saquemos la torre podremos apreciar el aspecto exterior de la misma. El frontal de esta torre es de aluminio, con dos ranuras en la parte superior e inferior para mejorar la ventilación, y cuenta en el centro con el logotipo de Aorus. Todo ello se iluminará cuando tengamos nuestro ordenador funcionando, pudiendo también apagar la iluminación si no la queremos en ese momento con el botón delantero.

El lateral izquierdo de la torre tiene una ventana desde la que podremos apreciar el interior de la misma, mientras que el lateral derecho es opaco, ya que cubrirá la parte trasera de la torre, generalmente por donde irán todos los cables.

En la parte trasera no encontraremos nada fuera de lo normal más allá del hueco para la placa base, las bahías de expansión (junto con sus bahías verticales para colocar así la GPU si queremos), además del huevo para la fuente de alimentación en la parte inferior.

En la parte superior de la torre vamos a encontrarnos con una ranura doble para colocar una refrigeración líquida o dos ventiladores. Por fuera, tendremos un filtro anti-polvo que se sujeta a la torre mediante imán.

Los otros filtros anti-polvo que incluye esta torre los encontramos, uno en la parte frontal, el cual se puede extraer además muy fácilmente sin necesidad de desmontar nada de la torre (algo que no suele verse en las torres y que es de agradecer), y otro en la parte correspondiente al ventilador de la fuente de alimentación.

Además de la torre en sí, también vamos a encontrar un manual de instrucciones y los tornillos, anclajes y demás herramientas necesarias para el correcto montaje de la torre y de todos los componentes dentro de ella. También encontraremos una chapa con el logo de Aorus, por si la queremos pegar en algún sitio.

Aorus AC300W - Contenido montaje

Los dos laterales de la torre se desmontan (con sus correspondientes tornillos traseros, los cuales podemos aflojar con la mano), además de poder extraer el frontal tirando hacia afuera. De esta manera, vamos a poder acceder al interior de la torre, y al hueco frontal donde podremos colocar hasta 3 ventiladores (viene uno por defecto en la parte inferior) o un radiador triple para crear el flujo de aire perfecto.

En la parte trasera también tendremos un ventilador de Aorus, colocado para extraer aire.

Aorus AC300W - Ventilador trasero

Los cables de los conectores frontales (recordamos, dos puertos USB 3.0, un puerto USB-C, un HDMI y los mini-jack de HD Audio) están sujetos a la parte trasera de la torre, por lo que si intentamos extraer el frontal nos encontraremos con dificultades para moverlo demasiado hasta que no soltemos los cables de la parte trasera.

En la parte trasera de la torre nos vamos a encontrar con el hueco para colocar la fuente de alimentación (la cual se sujeta sobre 4 patas de goma), las bahías para las unidades de 3.5 pulgadas, bahías que podemos extraer si no las vamos a utilizar para aligerar peso en la torre. En la parte trasera también nos encontraremos las 3 bahías para las unidades o discos de 2.5 pulgadas, todas ellas colocadas en el chasis.

Por último, cabe destacar un detalle muy importante, y es que tenemos una goma que nos permite sacar los cables directamente por el compartimento de la fuente de alimentación, siendo muy útil para aquellas fuentes de alimentación de gama baja que no tienen los cables lo suficientemente largos como para llegar a la placa y los componentes desde detrás (o para sacar por dicho hueco directamente los cables que van a la parte inferior de la placa).

Pruebas y montaje de la torre Aorus AC300W

La verdad es que el montaje de una placa ATX ha sido realmente sencillo y cómodo, a pesar de que su espacio está bastante ajustado. Los cables del frontal llegan perfectamente a la placa, aunque debemos admitir que son bastante rígidos, lo que puede complicar un poco la maniobrabilidad (con los USB 3.0 y el HDMI) además de que si forzamos un poco al extraer el frontal veremos cómo se desconecta el cable USB 3.0 de este (para que si cuando lo montemos no nos funciona, esta puede ser la causa).

Por lo demás, el montaje de un ordenador en esta torre no tiene ninguna dificultad. La placa se monta sin problemas, los discos duros o unidades SSD igualmente se colocan perfectamente en la parte trasera de la misma, y gracias a todos los huecos incluidos en el chasis podemos ocultar los cables en la parte trasera.

Aorus AC300W - Vista Montaje

En cuanto a la retroiluminación, podemos encenderla y apagarla fácilmente con el botón que viene en el frontal de la torre, algo muy interesante si, por ejemplo, estamos a oscuras viendo una peli y no queremos que las luces nos molesten.

Conclusión de la caja Aorus AC300W

Sin duda estamos ante una gran torre de gama alta con una gran variedad de detalles muy cuidados (como la retroiluminación, su estética y el acabado de la misma) perfecta para todo aquel usuario que esté pensando en montarse un ordenador gaming donde luzca, y nunca mejor dicho, el interior del equipo.

Aunque estamos ante una torre de buena calidad, completa en prestaciones y de fácil montaje, no todo es perfecto, y hay algunos aspectos que se podrían mejorar, como, por ejemplo, la insonorización, incluir un soporte para sujetar la tarjeta gráfica o algo más de retro-iluminación, ya sea una tira de LED o incluso ventiladores RGB.

En cuanto al precio, no estamos ante una caja precisamente barata, aunque tampoco es de las más caras, y es que podemos encontrarla, dependiendo de tiendas, por entre 140 y 150 euros.

Pros:

  • Panel lateral transparente de cristal templado.
  • Frontal completo con USB 3.0 y HDMI para la VR.
  • Bahías para unidades de 2.5 pulgadas muy discretas.
  • Bases de goma para sujetar la fuente de alimentación.
  • Filtros anti-polvo de fácil acceso y limpieza.

Contras:

  • No incluye soporte para sujetar la gráfica.
  • Limitación en la personalización de la retroiluminación.
  • Necesita dos puertos USB 3.0 en la placa para que los USB frontales funcionen al máximo.

Por todo ello, hemos decidido dar a la torre Aorus AC300W nuestro galardón de oro.

Puntuación Aorus AC300W

Revisado por Rubén Velasco el 14 mayo 2018

Los comentarios están cerrados.