SSD PCIe 4.0: ¿merece la pena frente a uno PCIe 3.0 en juegos?

SSD PCIe 4.0: ¿merece la pena frente a uno PCIe 3.0 en juegos?

Juan Diego de Usera

Hace pocas semanas que han llegado al mercado los primeros procesadores AMD Ryzen 3000. Y, junto a ellos, las placas base con el nuevo chipset AMD x570. El uso de ambos componentes a la vez, permiten activar el uso del nuevo bus de datos PCIe 4.0 en las placas base. Este nuevo bus sustituye al actual bus PCIe 3.0 que lleva entre nosotros bastantes años. Sin embargo, a pesar que a sabemos que los SSD PCIe 4.0 pueden alcanzar tasas de transferencias de datos muy elevadas, ¿cómo se comportan cuando se juega con ellos? ¿Cargan antes los niveles en los juegos?

La aparición del bus PCIe 4.0 en escena ha revuelto bastante el ambiente entre los usuarios. Por un lado, tenemos a un nuevo bus que promete doblar las prestaciones del actual bus PCIe 3.0. Pero, por otro, está el hecho que solo podremos disfrutar de sus elevadas tasas de transferencia si poseemos un procesador AMD Ryzen 3000 y una placa base con el chipset AMD X570. Esto es debido a que la última actualización del AGESA de estos procesadores de AMD desactiva el soporte de este bus en placas base de AMD más antiguas, con los chipsets AMD B350, B450, X370 y X470.

Independientemente de este hecho, los usuarios que se hayan comprado una placa base con chipset AMD X570, junto con un procesador AMD Ryzen 3000 y uno de estos nuevos SSD PCIe 4.0, querrán también saber si el empleo del nuevo bus de datos, en conjunción de uno de estos SSD PCIe 4.0 va a representar algún tipo de mejora frente a los tiempos de carga que se obtenían con los SSD PCIe 3.0.

Hardware empleado para los tests

Para estos tests se ha empleado el siguiente hardware: una placa base AMD X570 junto con un procesador AMD Ryzen 7 3700X, 16 GB de RAM G.Skill Royal a 3.600 MHz (para poder emplear el divisor 1:1 en la memoria RAM y el Infinity Fabric) y una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce RTX 2080 Ti. Los SSD que se han enfrentado han sido:

  • Corsair MP600 2 TB, memoria 3D NAND TLC, con una tasa máxima de 4.950 MB/s en lectura y 4.250 MB/s en escritura.
  • Samsung 970 EVO 2 TB, memoria Samsung V-NAND TLC, con una tasa máxima de 3.500 MB/s en lectura y de 2.500 MB/s en escritura.

En teoría, con estas cifras, las diferencias de rendimiento se deberían de inclinar claramente hacia el SSD PCIe 4.0 de Corsair. Al menos, en teoría. Pero una cosa es la teoría y otra la práctica.

Resultados de los test SSD PCIe 4.0 vs SSD PCIe 3.0

Para las pruebas se han elegido tres juegos: Anthem, Assassin’s Creed Odyssey y Destiny 2. Para todos los juegos se ha medido el tiempo que tardaba en cargar el juego desde el escritorio de Windows hasta que aparecía la primera pantalla del juego. También se han realizado otras pruebas internas, como recorrer un camino predefinido o cargar el benchmark integrado del juego.

Los resultados que se han obtenido son los siguientes

Como podéis ver en las anteriores capturas de pantalla, las diferencias efectivas entre los tiempos de carga entre los SSD PCIe 4.0 y los PCIe 3.0 no llega, en la gran mayoría de ocasiones, ni a un segundo. Un segundo no es una diferencia que un usuario vaya a notar a la hora de cargar un juego. Por tanto, sí, los SSD PCIe 4.0 cargan más rápido que los PCIe 3.0, pero la diferencia entre ambos es realmente marginal.

Por tanto, tal y como están ahora mismo de verdes los firmwares de estos dispositivos de almacenamiento, la verdad es que no merece la pena pagar la diferencia de precio que hay entre ellos. Al menos, si solo os vais a dedicar a jugar con vuestro PC. Si, por el contrario, vuestra intención es trabajar también con el PC, entonces sí pueden merecer la pena.