El mejor ordenador Intel que puedes montar por 1000 euros en verano de 2019

Siguiendo con la tendencia que hemos establecido de conseguir el mejor ordenador por una marca fijada de cara a disfrutarlo a partir de este verano, ahora nos encontramos con un presupuesto mayor y más común de 1000 euros. Aunque esta suma no da para un gran PC gamer o de edición medianamente profesional, si nos deja jugar con algunos componentes de mayor rendimiento. ¿Qué es lo mejor que podemos montar entonces por 1000 euros en Intel?

El mejor ordenador Intel por 1000 euros

Corsair_Carbide_Spec_Delta_RGB_ordenador_Intel

A mayor presupuesto todo comienza a ser algo más sencillo de confeccionar, pero la realidad actual es que con 1000 euros podemos optar a un PC competente basados en Intel como piedra angular del mismo. Existiendo tres grandes frentes para el común de los mortales como son: productividad, gaming o edición de fotografía/vídeo, un PC que englobe los tres mundos de manera óptima puede ser algo complicado de conseguir.

Pero si encima le añadimos el factor RGB a la ecuación, entonces podemos ir preparándonos para amplias horas de búsqueda, ya que muchos componentes no son compatibles unos con otros o en algunos casos con algunas marcas sí pero con otras no.

Nuestro objetivo será precisamente ese, sumarnos a la moda del RGB en mayor o menor medida, optando por componentes de calidad, de marcas reconocidas en el mercado y con amplia experiencia/garantía, pero sobre todo ofrecer un ordenador todo terreno que pueda realizar de forma óptima cualquier tarea encomendada, con un buen rendimiento.

Para ello y como siempre, nos vamos a basar en la plataforma de Amazon, por las mismas razones de siempre: variedad, garantía y precio. Siendo conscientes de todo lo dicho, comencemos a conocer nuestra configuración Intel de cara a este verano 2019.

Intel Core i5-9400F

Intel-i5-9400F-ordenador-1000-euros

Este procesador es realmente un mata gigantes, ya que es capaz de batir a toda la gama de AMD en juegos, sobre todo a 1080P. Es un six core sin HT que porta una frecuencia base de 2.9 GHz y un Boost de 4.1 GHz. Contiene 9 MB de L3 y un TDP de 65 vatios, no siendo una de las CPUs soldadas por Intel y teniendo su multiplicador desbloqueado para overclock. Además, carece de iGPU, lo cual es una ventaja en cuanto a temperaturas.

Ahora podemos encontrarla por un precio mucho menor a meses anteriores, ya que cuesta 157,45 euros.

GIGABYTE H370 AORUS Gaming 3

Gigabyte-H370-Gaming-3-ordenador-intel-1000-euros

Como nuestro procesador no tiene el multiplicador desbloqueado y la mayoría de usuarios no saben hacer overclock por FSB/BCKL, hemos optado por una placa base de gama alta dentro del chipset H370, más indicado para los propósitos de nuestro PC.

Hablamos de una placa base con 8+2 fases de alimentación digitales con un nuevo diseño Hybrid PWM, un sistema completo de RGB propio de la marca y un M.2 que viene refrigerado por un disipador Thermal Guard.

Además, posee la curiosidad de incluir doble BIOS, otro conector M.2, panel frontal USB Tipo-C, Memory Armor y un sistema de sonido basado en Realtek ALC1220-VB con capacitadores WIMA.

Su precio actual es de 141,99 euros.

Corsair Vengeance RGB 2 X 8 GB 3200 MHz Cas16

Corsair-Vengeance-RGB-ordenador-Intel

La inclusión de este modelo por delante de otros como las Trident Z RGB o las HyperX RGB, por ejemplo, viene dada en primer lugar por su precio y en segundo lugar por la compatibilidad y soporte de su sistema RGB, ya que es el único que soporta ASUS, GIGABYTE y MSI, además del propio de Corsair por motivos evidentes que veremos más adelante.

En cualquier caso, hemos optado por los 3200 MHz y latencias 16-18-18-36 por el hecho de que las 3600 MHz se escapaban dentro del presupuesto, y esa diferencia de precio va a repercutir de mejor manera en la GPU o en el SSD.

Su precio ahora se sitúa en unos competitivos 135,88 euros.

GIGABYTE GTX 1660 Gaming OC 6 GB GDDR5

GIGABYTE-1660-Gaming-OC-ordenador-intel

El ahorro de los módulos de memoria ha sido invertido en esta GPU, la cual mejora el sistema de disipación del modelo normal con overclock y donde además añade RGB. En concreto, estamos ante un disipador WINDFORCE 3X que ayudará a que la GPU alcance una frecuencia máxima de stock de 1860 MHz, manteniendo una baja sonoridad y una excelente temperatura.

Es una tarjeta de amplias dimensiones, ya que mide 280 mm de largo y 40 mm de grosor, pero gracias al chasis que incluiremos más adelante no tendremos ningún problema en su instalación.

Su precio actual es de 286,23 euros.

Corsair CX550M

Corsair-CX550M-ordenador-Intel

 

La elección de esta fuente de alimentación viene infundada por varios factores: GIGABYTE recomienda al menos una fuente de 450 vatios para su GPU, el consumo del equipo lo estimamos en unos 215-230 vatios a pleno rendimiento, por lo que estamos ante el rango perfecto para la máxima eficiencia con los 550 vatios que puede ofrecer.

Y por último, es el modelo que encaja dentro del presupuesto dentro de una gran marca y con calidad siendo semimodular. Nuestra idea principal era la versión RM650X, pero se escapa del presupuesto aunque ofrece algunas mejoras más. De igual manera, esta fuente es más que suficiente para cualquier usuario medio y al igual que el resto de modelos de la gama CX porta una excelentes prestaciones, dando prueba de ello su certificado 80 Plus Bronce.

Su precio es de 67,90 euros.

Corsair Force MP510 480 GB NVMe

Corsair-MP510-ordenador-Intel

 

Poco que decir de uno de los SSD TOP actuales. Velocidades de vértigo, consumo reducido y precio más que competitivo. Hemos optado por la versión de 480 GB simplemente por presupuesto, ya que la versión de MP510 960 GB se escapaba en el precio.

Si se necesitase más capacidad, todo sería comprar a futuro un SSD común de 2,5 pulgadas con el tamaño que consideremos. Su instalación será rápida y sin tener que configurar nada más allá del formateo primario correspondiente.

Por ello, este MP510 es perfecto para sacar el máximo partido al equipo, donde su precio de 100,82 euros es actualmente una golosina para cualquiera, no por nada es líder de ventas actualmente.

Cooler Master Hyper 212 RGB Black Edition

Cooler-Master-Hyper-212-RGB-Black-Edition-ordenador-Intel

 

Todo buen PC que se precie gusta que esté bien refrigerado y con una sonoridad mínima. Aunque nuestra intención era incluir una AIO Corsair para completar el círculo de los componentes y sus sistemas de iluminación a la par que mejorábamos las temperaturas, el presupuesto nos lo impide. Por lo que la opción más sabia y con RGB es sin duda este Cooler Master Hyper 212 en su versión RGB y black edition.

Su rendimiento está fuera de toda duda, ya que la versión normal es líder de ventas año tras año con excelentes resultados. Esta versión solo viene con la mejora estética de su color negro y su ventilador compatible con los sistemas más populares, entre ellos el de GIGABYTE.

¿Su precio? solo 39,10 euros, imposible no incluirlo como opción sensata.

Corsair Carbide Spec-Delta RGB

Corsair-Carbide-Spec-Delta-RGB-ordenador-Intel

Hace no mucho tiempo Corsair sorprendió a propios y extraños entrando a competir con un chasis con RGB, vidrio templado y un precio contenido, algo que en otros modelos no se cumple en todos estos apartados. Corsair es una marca premium y como tal ofrece productos de gama alta o elitista, donde su gama baja normalmente adolece de detalles como el RGB, por ejemplo.

Por ello este modelo es un soplo de aire fresco que no podíamos dejar pasar, donde además incluye de serie tres ventiladores RGB en su frontal, mejorando el flujo interno para los sistemas por aire como el de este PC que hemos confeccionado. Además, nos permitirá controlar con su software la iluminación, la cual podremos sincronizar con las memorias y parte del sistema de GIGABYTE, cerrando el circulo del rendimiento vs iluminación.

Su precio actual es de 79,50 euros.

Precio total y conclusiones

Todo estos componentes hacen un total de 1008,87 euros, lo cual entra dentro del margen de los 1000 euros descritos en el artículo, donde como hemos visto obtendremos rendimiento, calidad, precio y un sistema de iluminación muy completo sin ser excesivo.

Además, el equipo es perfectamente ampliable de cara a futuro, donde podremos instalar procesadores más rápidos o tarjetas gráficas de gama alta sin problemas, o simplemente una serie de SSD o HDD considerable. Las opciones de refrigeración también son ampliables y mejorables, por lo que podremos seguir bajando la temperatura de nuestros componentes por poco dinero cuando lo consideremos conveniente.