Raijintek OPHION M EVO: nueva caja pequeña de aluminio y vidrio templado para placas Micro-ATX

Raijintek es una marca que este 2019 está sorprendiendo, más de lo habitual si cabe. Ya en 2018 dejó unas grandes cajas a unos precios competitivos, pero ahora vuelve con su último diseño: el OPHION M EVO, una caja que llegará en dos versiones distintas en cuanto a tamaño (TGS y ALS) y materiales pero que está pensada para equipos SFF donde incluso podremos instalar placas base Micro-ATX gracias a su nuevo concepto.

Raijintek OPHION M EVO: un nuevo concepto de caja, una vuelta de tuerca al formato

Explicar lo que la marca ha llevado a cabo en esta caja es algo complicado de explicar, ya que algunos conceptos pueden chocar, por lo que tengamos en cuenta este factor para comprender qué ha querido conseguir Raijintek.

El concepto exterior y de base de esta caja no sorprende, ya que es la típica torre compacta sin mayor novedad, pero donde radican sus diferencias en el su interior. La marca denomina a ambas versiones como cajas SFF, pero si miramos sus medidas (231 × 453 × 365 mm TGS y 214 × 453 × 365 mm para ALS) estaríamos ante una mid-tower clásica ¿dónde está entonces la novedad?

ophion-m-evo-03big

En su sistema de doble cámara, ya que está dividida por la mitad en dos zonas independientes. En la principal tendremos la placa base y la fuente de alimentación, en la secundaria podremos instalar nuestra GPU sin restricciones. Esto permite una distribución del calor más homogénea, pero tiene una serie de desventajas curiosas.

En primer lugar, al no ser muy ancha y tener un midplate justo en la divisoria de dichas medidas, no podremos instalar disipadores de más de 82 mm de alto y de ahí su denominación SFF.

ophion-m-evo-04big

En cambio, podremos instalar GPUs de hasta 410 mm gracias a un riser que incorpora de serie para la parte secundaria de la caja. Curiosamente, no se especifica la longitud máxima que puede tener la PSU, aunque a tenor de las fotografías y vídeo, no creemos que pueda superar los 17 cm máximo.

Dos versiones, un mismo concepto

ophion-m-evo-20big

Las dos versiones que incluye Raijintek se diferencian por sus paneles laterales en exclusiva, ya que la versión TGS incluirá dos paneles de vidrio templado de 3 mm, aportando mayor grosor al conjunto, mientras que la versión ALS incorporará paneles tradicionales de aluminio y por lo tanto tendrá un ancho menor.

De igual manera, ambas versiones están fabricadas en aluminio full black mate de 2 mm y en acero SPCC de 0.8 mm. Los pesos varían lógicamente, ya que en la versión de vidrio templado tendremos 5,89 Kg, mientras que en la versión ALS full aluminio este será de 4,96 Kg.

El soporte de placas se extiende a Micro-ATX y Mini-ITX, algo poco convencional en el concepto SFF. Las opciones de refrigeración pasan por tres ventiladores de 12 cm y uno de igual tamaño en el techo y suelo, dos de 14 cm en techo y otro más en el suelo o por último 2 ventiladores de 20 cm en techo y otro más en el suelo.

ophion-m-evo-08big

En cambio, las opciones de refrigeración líquida se resumen a 5 opciones para los radiadores y solamente en su techo: 120 mm, 140 mm, 240 mm, 280 mm y 360 mm, donde no se especifica el grosor máximo en ningún caso.

Las opciones de expansión para HDD y SSD pasan por tres HDD de 3,5″ o dos HDD de 2,5″ o cinco SSD, ya que en el frontal y ocultos podremos instalar dos unidades más.

Como es de esperar en una caja de esta calidad, incluirá un filtro antipolvo en el techo y suelo. Por desgracia, la marca no ha especificado ni precio ni disponibilidad.