Los mejores ordenadores para comprar en Navidad 2018: 500, 1000 y 1500 euros

La navidad ha llegado y como no puede ser de otra manera en este año 2018 no podían faltar nuestras recomendaciones para los tres precios de PC más comunes. En este artículo abordaremos tres configuraciones de PC tanto para jugar como para editar o stremear durante todo 2019, donde encontraremos muchos de los mejores productos informáticos de 2018.

La elección de los componentes es la clave

Presupuesto-PCs

A la hora de un presupuesto o montaje de un PC tenemos que tener claro lo que buscamos. Rendimiento y precio van de la mano en el mal sentido de la propia expresión, donde al igual que la calidad o simplemente la estética marcan el punto intermedio de salto hacia un componente u otro.

En cualquier caso los conocimientos de la persona que recomiende, unidos a las preferencias de usuario, son determinantes para acertar y dejar a la persona satisfecha de haberse gastado un buen dinero en adquirir un nuevo PC.

Por desgracia no podemos recomendar componente por componente a cada usuario en concreto, así que en este tipo de casos es optar por configuraciones que puedan cubrir el mayor de los espectros disponibles para los tiempos y precios que corren.

Por ello y de cara a navidad hemos realizado este artículo con el fin de ayudar en la elección de un PC con el mayor rendimiento disponible, las mejores características, la mejor estética disponible y por el precio más ajustado que podemos encontrar.

Para ello hemos optado por tres rangos de precio: 500, 1000 y 1500 euros, siendo las tres configuraciones más buscadas por los usuarios medios y de paso cubrimos así otras que se sitúen en medio de estas. Así que sin más dilación ¡comencemos!

El mejor ordenador por 500 euros

Aerocool-Cylon

El pequeño de este artículo es al mismo tiempo un PC más que decente para jugar a juegos modernos con pocos detalles y a 1080p, donde llegará a la tan buscada cifra de 60 FPS en la mayoría de los casos. Podemos destacar varios aspectos del mismo, donde la elección de la GPU ha sido el factor más complicado para su elección.

La CPU ha sido escogida por su buen rendimiento, suficientes núcleos y potencia para el desempeño que buscamos en este tipo de PC. La placa base MSI es de lo más completo dentro de la gama económica, donde destaca por su refrigeración en los VRM, su Steel Armor PCI-e y componentes Military Class 4 o su capacidad para albergar SSD M.2 con vistas a futuro.

Como decimos, la GPU ha sido el quebradero de cabeza para este equipo, es cierto que podríamos haber optado por soluciones como el Ryzen 2400G, pero el rendimiento ofrecido no compensa la diferencia de precio si lo que queremos es jugar o simplemente editar algún vídeo. El SSD ha sido el componente más sencillo de elegir por su calidad/rendimiento/precio, imbatible actualmente.

MSI-RX-550-Aero-ITX-4-GB

Para la fuente de alimentación manejamos dos modelos, uno es el escogido y otro fue una fuente Seasonic.

Finalmente escogimos Corsair por pequeños detalles internos. La caja también ha sido dura de incluir, hay muchos modelos en gama baja, pero como buen equipo gaming/profesional que se precie un toque de color no puede faltar.

Además del sistema RGB que incluye, sus características son muy interesantes: panel acrílico, buenas conexiones frontales con lector de tarjetas incluido de serie, buenas opciones de refrigeración por si las necesitáramos en el futuro, buenas dimensiones pensando en posibles actualizaciones, suficientes opciones de expansión, filtros antipolvo, realmente muy completa por su precio.

El mejor ordenador por 1000 euros

AMD-Ryzen-5-2600

Sin duda una configuración muy equilibrada y que nos permitirá jugar a muchos títulos en resolución 2K con una buena tasa de FPS, o por el contrario mantenernos en 1080p pudiendo subir las configuraciones gráficas y tener en la mayoría de títulos una tasa de frames por encima de 60.

En este equipo hemos tenido algún quebradero de cabeza para cuadrar todo, principalmente por el debate de escoger un disipador aparte (la CPU ya incluye el suyo, pero es básico) y por el hecho de incluir un SSD de 500 GB o escoger un SSD M.2 de 250 GB pero con el triple de rendimiento.

En la CPU no hay nada que decir, por ese precio es más que competente, si bien no conseguirá impulsar el rendimiento al máximo en los juegos, la diferencia porcentual es corta, el problema es sin duda la elección de este con su placa base.

La elección de la CPU (entre Intel y AMD) declina la de la placa base. En este caso elegir el Ryzen 5 2600 es más económico, puesto que la placa base es más barata que si escogieramos opciones como el Intel i5-8400, donde aparte del coste añadido las placas base Z370 o Z390 de una calidad similar se encuentran por algunos euros más.

Gigabyte-Z470-Aorus-Ultra-Gaming

Las memorias, sin ser su última versión PRO, son más que rápidas, con RGB, de calidad y a un precio inmejorable viendo su competencia. La GPU es actualmente la mejor versión calidad/precio del mercado y nos permitirá exprimir el PC en resoluciones o carga gráfica media-alta.

El chasis es una pequeña maravilla. Incluye vidrio templado, buena conectividad frontal, gran sistema de ventilación, buen diseño y mejor calidad por dicho precio. Sobre el disipador, no vamos a descubrir nada ahora, una versión renovada del ya mítico Hyper 212 que ahora es entero negro e incluye un ventilador RGB a un precio muy competitivo.

El mejor ordenador por 1500 euros

gigabyte-geforce-gtx-1070-ti-gaming-8g-8gb-gddr5

El mayor presupuesto va a tener, como no puede ser de otra forma, la mejor configuración posible dentro de los tres. En este caso hemos optado por la novena generación de procesadores de Intel, donde con su i5-9600K tendremos casi el mejor rendimiento disponible, a la altura del 8700K en gaming por bastante menos dinero.

Además, es una CPU soldada a una gran frecuencia de trabajo, donde sus 6 núcleos sin HT son muy aprovechados en los juegos, ya que los SMT no suelen aportar mucho en este aspecto. La placa base auna calidad, rendimiento y estética, sin duda Asus ha dado en el clavo con esta Z390-F.

Asus-Strix-Z390-F

De las memorias poco más que añadir a lo dicho, simplemente anotar que son compatibles con el software de Asus para iluminación, AURA. La GPU, al igual que en el presupuesto anterior aúna todo lo necesario para ser la elegida y al mismo tiempo ser la punta de lanza de este equipo.

Buen rendimiento, buena temperatura, grandes calidades y un precio más que competitivo.

Barajamos incluir la opción de Vega 56 en este punto, pero aparte de costar algo más nos obliga por consumo a optar por una fuente de alimentación de mayores vatios, aumentando el coste del presupuesto de nuevo, cuando en rendimiento entre ambas GPUs no existe ni un 2% en general.

Con el SSD nos pasó lo mismo que en el presupuesto anterior, era escoger velocidad pero la mitad de capacidad o escoger capacidad a costa de un rendimiento «muy inferior».

Aunque esto pueda parecer contraproducente, escogimos capacidad, básicamente porque el rendimiento con el Samsung 860 Evo es bueno per sé y un usuario normal no va a notar la diferencia de leer o escribir a 500 MB/s que a 1500 MB/s.

Samsung-860-Evo

En la fuente volvimos a escoger a Corsair, donde de nuevo por pequeños detalles se ha impuesto a Seasonic, sobre todo por su cableado totalmente modular y por su certificación y eficiencia.

En cuanto a la potencia, 550 vatios son más que suficientes para una CPU que consume muy poco y una GPU que no llega en ningún caso a 200 vatios en full, de hecho según nuestros cálculos el consumo debería rondar los 300 vatios en peak, que sería justamente donde la fuente mejor trabaja.

La elección del chasis también ha sido algo complicada, hay opciones muy buenas en dicho rango, pero pocas con las funcionalidades y soporte de esta Spec 06. Para empezar, la opción de poder instalar nuestra GPU de manera vertical nos ha parecido muy llamativa en este tipo de caja.

Corsair-Carbide-Spec-06-RGB

Seguido por sus dimensiones compactas y diseño bastante sobrio, con líneas rectas y aportando una sutil iluminación RGB que se sincronizaría con el resto de componentes elegidos. Su sistema de ventilación es muy completo, al igual que sus opciones de expansión. No podemos olvidar sus filtros antipolvo y su calidad general, que destaca sobre otros chasis de un precio similar.

Para finalizar, la AIO Corsair está a un precio actualmente imbatible para lo que ofrece en cuanto a calidad y rendimiento se refiere. Por ese precio lograríamos disipadores de gama alta como el Noctua DH-15 o el Thermalright Le Grand Macho, que añadirían un peso muy alto a la placa y podría terminar convándola con el tiempo.

Corsair-Hydro-H100X

Por no hablar de que el rendimiento está un paso por detrás de esta Corsair. Además, tenemos el añadido de la sincronización de la iluminación una vez más, dato que siempre gusta en un equipo de estas características.

Conclusión

portada-arratek-gaming

Cuando se diseña un PC, sea del presupuesto que sea, se tienen que tener en mente varias variables. Lo principal es poder ser flexible entre ellas, ya que por ejemplo la estética es un apartado subjetivo de cada usuario, mientras que el rendimiento o la calidad son totalmente medibles.

Hemos incluido lo que en general hemos creído que recoge la esencia de un buen PC: rendimiento, calidad, garantía y precio contenido. Por supuesto que cada uno tiene un concepto distinto de esto, pero como profesionales del sector creemos que estos componentes a fecha de redacción de este artículo son los mejores que se pueden conseguir dentro de una plataforma como Amazon.

Al mismo tiempo, creemos que cada presupuesto cumplirá de sobra con cualquier tarea que sea necesaria dentro de su rango de precio para cualquier usuario, que a fin de cuentas es lo que realmente importa.