Las memorias NAND QLC de Intel y Micron traerán SSD de más capacidad este año

Escrito por Juan Diego de Usera

Tanto Intel como Micron han anunciado recientemente que ya han comenzado a producir los primeros chips de memoria NAND QLC. Estos nuevos chips serían capaces de incrementar considerablemente la capacidad de almacenamiento de los SSD actuales manteniendo el mismo precio. O de reducir el precio de venta para la misma capacidad de almacenamiento.

Todos hemos podido ver como estos últimos meses el precio de la memoria NAND ha ido bajando poco a poco, gracias a un superávit que ha habido de chips de NAND, ocasionadas por unas ventas inferiores del mercado de telefonía móvil. Esto generó un remanente de chips de los que se ha estado nutriendo la industria del almacenamiento hasta el momento. Pero este remanente no es eterno, y ya se ha calculado que durará hasta el verano.

Sin embargo, las nuevas memorias NAND QLC (Quad Level Cell) de Intel y Micron podrían suponer un buen revulsivo dentro de la industria del almacenamiento sólido. Por principio, este tipo de memora NAND Flash admite hasta un 30% de almacenamiento extra dentro de cada chip. Lo que podría suponer que, por el mismo precio por el que compremos una unidad de 500 GB, pudiéramos comprar una unidad de 650 GB (cosa que dudamos bastante). O bien, que el precio de fabricación para una cierta capacidad de almacenamiento vaya a bajar, dado que se necesitarán menos chips de memorias NAND QLC para alcanzar la capacidad señalada.

Las memorias NAND QLC pueden almacenar 1 terabit de información en un solo chip

Como testamento al incremento de capacidad de almacenamiento de estas nuevas memorias NAND QLC de Intel y Micron, está la afirmación por parte de ambas compañías, que uno solo de sus chips de memoria es capaz de almacenar hasta 1 terabit de datos.

No solamente está ese dato, sino también el hecho de que ambas compañías van a introducir un nuevo proceso en la fabricación de su memoria 3D, el cual les va a permitir apilar hasta un 50% más de chips de memoria en cada una de pilas de chips. Esto incrementará de manera sustancial el número de chips de memoria NAND que se pueden montar dentro de un SSD.

Por el momento, los chips de las nuevas memorias NAND QLC de Intel y Micron se están produciendo en la fábrica que tiene la última compañía, afincada en Singapur, así como en la fábrica Fab 68 de Intel, empelando en ambos casos obleas de 300 mm para su fabricación.

La nueva tecnología estará inicialmente disponible solo para el mercado empresarial, aunque se espera que más adelante acaben saliendo unidades destinadas al mercado de ordenadores de escritorio.

Fuente > PC World

Continúa leyendo