Filtrado el rendimiento de las próximas tarjetas gráficas AMD Radeon Vega 20

Se han filtrado los primeros resultados de la próxima tarjeta gráfica AMD Radeon Vega 20 en el benchmark 3DMark11. Este nuevo núcleo gráfico es una reducción en el nodo de fabricación de las actuales tarjetas gráficas AMD Radeon Vega 10 al nodo de 7 nm, con algunas mejoras que les ayudarían a ganar algo de rendimiento.

No podemos negar que las actuales tarjetas gráficas AMD Radeon RX Vega han sido una mezcla de bendición / maldición para AMD. Su rendimiento siempre ha distado mucho de lo que los usuarios esperábamos desde el principio de ellas. Sin embargo, para AMD la papeleta se la ha salvado el excelente rendimiento que tiene su núcleo gráfico AMD Radeon Vega 10 en operaciones de cómputo, lo cual la ha llevado a convertirse en uno de los modelos más utilizados en la minería de criptomonedas.

Todo ello ha hecho que este modelo haya sido uno que se ha vendido excepcionalmente bien, llegando a disparar sus precios bastante por encima del precio que recomendaba el fabricante cuando los primeros modelos llegaron al mercado. Y, aun así, ha habido un desabastecimiento generalizado del mercado durante todo el tiempo que ha estado en producción. A lo que no podemos dejar de sumar los múltiples problemas que ha habido con la fabricación de sus GPU, que han lastrado considerablemente la producción de estos hasta solo recientemente, en que parece que ya se han solucionado bastante.

El benchmark de la AMD Radeon Vega 20 pertenece a una muestra de ingeniería

La tarjeta gráficas AMD Radeon Vega 20 cuyos resultados se han filtrado en el benchmark 3DMark11 es una muestra de ingeniería que pertenece a la serie Radeon Instinct que mostró la semana pasada el fabricante en Twitter, y cuyos drivers tienen que estar cogidos con alfileres, en cuanto a que deben de ser los primeros que se desarrollan para este modelo de tarjeta gráfica.

Hay que tener en cuenta que las tarjetas gráficas Radeon Instinct son más modelos para computación y Machine Learning, que no suelen llevar salidas gráficas dado que no los requiere para funcionar. Aunque este aspecto a nosotros, como usuarios, nos deberá de dar igual dado que los modelos RX de AMD Radeon sí llevarían estas salidas de vídeo ya que, en esencia, serán la misma tarjeta gráfica, aunque con diferentes cantidades de memoria HBM en sus núcleos.

En cuanto a los resultados del benchmark 3DMark11, son consistentes con un descenso en el nodo de fabricación de su GPU, que debe de haber permitido un incremento marginal de las frecuencias de funcionamiento. Aunque, como os decíamos, dado lo verdes que están estos drivers, lo normal sería ver un incremento de rendimiento en próximas filtraciones a medida que vayan madurando.