Por qué DPI más altas no significan que un ratón sea mejor que otro

Escrito por Manuel Santos

Cuando vamos a comprar un ratón nos encontramos con que las empresas anuncian sus DPI como la mejor característica del periférico. Sin embargo, venimos a desmontar ese mito, tener una gran cantidad de DPI en nuestro ratón no es la mejor opción a la hora de utilizarlo en los juegos, ¿por qué?

El DPI es la característica más inflada que podemos encontrarnos en el mundo de los periféricos. El DPI es el nombre equivocado para referirnos a la sensibilidad del ratón y significa Dot Per Inh (Puntos por pulgada), el número de puntos que caben en una línea recta en una pulgada de la pantalla o imagen. El nombre correcto para referirnos a la sensibilidad del ratón es CPI o Counts Per Inch, es el número de pixeles virtuales que el sensor del ratón es capaz de proyectar y registrar en una superficie en una pulgada de espacio real. Los sensores ópticos tienen una resolución nativa máxima o CPI nativo basado en el tamaño de la superficie del ratón.

Normalmente un valor entre 800 y 16000 CPI, a la hora de hacer crecer el valor del CPI los fabricantes tienen que dividir cada representación de los pixeles en cuatro o más pixeles virtuales. Es por esto por lo que los fabricantes dan un DPI, técnicamente CPI, que suele ser múltiplo de 800.

steelseries rival 600 raton

¿Por qué tener un mayor CPI no hace mejor a nuestro ratón?

Dividir los pixeles virtuales causa problemas importantes en la precisión del sensor de nuestro ratón. Al tener un mayor número de pixeles virtuales se crea un mayor ruido o interferencia, lo que da como resultado errores cuando se leen los movimientos del ratón.

Es por esto por lo que por mucho que tengamos un ratón con 24000 de CPI no significa que vayas a leer más información que con un ratón de 800 CPI. El CPI es sólo una medida de la relación entre lo lejos que movemos el ratón en el escritorio y la distancia que recorre en la pantalla, no es una medida de precisión o exactitud.

Las empresas han utilizado el DPI cómo técnica de marketing, ya que tener un mayor número de DPI suena mejor que tener unos mejores botones en el ratón. La fama que le dieron a esta característica fue potenciada por el universo gamer que se creyó que los CPI si hacían un efecto a la hora de tener mayor precisión en los juegos.

 

Hay personas que disfrutan utilizando este tipo de CPI en pantallas de altas resoluciones, para realizar pequeños movimientos físicos del ratón o para poder mover el ratón mucho más rápido por la pantalla.

Hay gamers que creen que para los shooters en mejor tener un alto CPI por hardware y baja la sensibilidad software. Aunque este pensamiento es totalmente legítimo, como hemos comentado, un mayor CPI causa mayores errores a la hora de leer los movimientos del ratón y lo vuelve menos preciso.

No hay un CPI que sea el más apropiado, como en la mayoría de los periféricos, este depende de los gustos del usuario y su forma de interactuar con su ordenador. La mayoría de los ratones pueden ajustar su CPI por lo que lo más recomendable es experimentar con los diferentes valores y encontrar con el que nos sintamos más cómodos.

Continúa leyendo
  • alex

    el mio es un Logitech g203 es muy bueno por el precio