¿Necesitas el software de tu ratón para ajustar su sensibilidad?

¿Necesitas el software de tu ratón para ajustar su sensibilidad?

Rodrigo Alonso

Casi todos los ratones del mercado tienen la posibilidad de ajustar su sensibilidad mediante un software específico, e incluso con los que no podremos configurarla a nuestro gusto gracias a los ajustes de Windows. Hay también ratones que incluso tienen en memoria perfiles predefinidos para ajustar la sensibilidad sin necesidad de software, así que lanzamos la pregunta: ¿hace falta el software del ratón para cambiar la sensibilidad? ¿Qué opción es la más indicada?

Poder cambiar la sensibilidad del sensor del ratón es algo necesario para casi todos los usuarios, puesto que es la manera de que puedan sentirse cómodos al utilizarlo. No todo el mundo utiliza la misma sensibilidad, y si bien la mayoría usa sensibilidades de entre 800 y 1600 DPI, lo habitual es que cada usuario tenga una cifra «predilecta» que siempre deberá ajustas previamente.

¿Ajustar la sensibilidad del ratón en Windows?

Salvo algunos casos en ratones muy antiguos, siempre podremos cambiar la sensibilidad del ratón mediante Windows. Simplemente ve a Configuración -> Dispositivos -> Mouse y pulsa en la parte derecha en el botón «Opciones de mouse adicionales». En la tercera pestaña, «Opciones de puntero» podrás ver una barra de desplazamiento para seleccionar la «velocidad del puntero», que no es otra cosa que ajustar la sensibilidad.

Ajustar sensibilidad del ratón en Windows

Debes tener en cuenta, no obstante, que este ajuste de Windows es meramente por software y funciona con independencia del sensor que tenga tu ratón, pero es un aumento o reducción de DPI artificial y que además no te da cifras exactas, sino que funciona en modo porcentual. Con el punto medio seleccionado, digamos que representa los DPI seleccionados en este momento en tu ratón, y cuando bajas o subes la barra de desplazamiento, aumentará o reducirá la sensibilidad en modo porcentual; en otras palabras, si tu ratón es de 1000 DPI y bajas la barra a un cuarto, estará funcionando a 500 DPI aproximadamente.

El software de tu ratón, siempre mejor que a través de Windows

La mayor diferencia entre utilizar las opciones de Windows o el software específico de tu ratón para ajustar la sensibilidad es que la parte Windows es genérica y totalmente por software, mientras que si utilizas el software de tu ratón el cambio, aunque sea por software, es a bajo nivel ya que es capaz de comunicarse con el sensor para funcionar a una mayor o menor sensibilidad. Dicho de otra manera, el cambio de sensibilidad es en el sensor, no en el software, por lo que es un ajuste mucho más fino y en el que no se pierde precisión al hacerlo.

Además, no son pocos los ratones que cuentan con memoria interna y que permiten no tener que depender del software para poder ajustar su sensibilidad, lo cual siempre es una ventaja en términos de rendimiento y velocidad de respuesta del ratón.

Como mencionamos al principio, también hay ratones que vienen con perfiles de sensibilidad pre configurados y que no se pueden modificar; esto es peor que usar el software del ratón, ya que permite un ajuste mucho más «fino» y acorde a las preferencias del usuario, pero incluso así el cambio es mejor que hacerlo con los ajustes de Windows, algo que en definitiva solo deberías utilizar como último recurso.