Los parches de Intel para Meltdown y Spectre ya protegen hasta los Sandy Bridge

Escrito por Juan Diego de Usera

Intel y Microsoft han confirmado que ya disponen de parche definitivo contra las vulnerabilidades Meltdown y Spectre para todos sus procesadores actuales, llegando tan lejos como para proteger los antiguos procesadores con núcleo Sandy Bridge. De esta manera, 3 meses después de descubrirse las vulnerabilidades, las aguas empiezan a calmarse en este campo.

Desde luego, la historia de las vulnerabilidades Meltdown y Spectre es una de las que va a quedar en los anales de la industria sobre cómo ponerla patas arriba por completo y no dar pie con bola al principio por hacer las cosas a la carrera. Recordemos que las vulnerabilidades se hacían públicas el día 3 de enero de 2018 y cogían, tanto a AMD como a Intel, todavía sin haber podido finalizar sus respectivos parches para sus respectivos procesadores, a pesar de haber sido avisados con bastante anterioridad por los investigadores que las habían descubierto.

A partir de ahí, se sucedieron los parches que, más que solucionar el problema, acababan generando nuevos problemas, como los reinicios de los ordenadores con procesadores de núcleo Broadwell y Skylake, etc. Tantos fueron los problemas que se generaron que, al final, tanto Intel como Microsoft acabaron recomendando que no se instalaran las actualizaciones contra estas vulnerabilidades hasta que fueran mejor testeadas.

Meltdown y Spectre han dado mucho que hablar en estos meses

El problema con ambas vulnerabilidades es que afectan al propio diseño de los procesadores, de manera que su parcheo no es algo sencillo; aunque los resultados de los parches (al menos para los ordenadores de los usuarios) no afectan tan negativamente al rendimiento como inicialmente se pensaba, al creer que podría hacer que cayera éste hasta un 30%. Sin embargo, hubo bastantes usuarios que se tomaron bastante a pecho que Intel y AMD hubieran seguido vendiendo procesadores a pesar de saber que eran vulnerables a Meltdown y Spectre, llegando incluso a demandar a Intel.

En cualquier caso, es bueno ver que Intel está cumpliendo sus plazos a la hora de solucionar el problema que se ha generado con estas vulnerabilidades, a pesar de haber pasado por unos comienzos muy poco auspiciosos. Los nuevos parches para Meltdown y Spectre deberían de empezar a distribuirse, al menos en lo que respecta a la parte del Sistema Operativo, por parte de Microsoft en breve tiempo, mientras que el mirocódigo para las BIOS de las placas base lo tendrán que desarrollar los fabricantes de éstas, lo cual harán en su debido momento.

Fuente > Tom's Hardware

Continúa leyendo