La RAM DDR4 está ahora al mismo precio que cuando se lanzó en 2014

La RAM DDR4 está ahora al mismo precio que cuando se lanzó en 2014

Juan Diego de Usera

Desde mediados del año 2.016 el precio de la memoria RAM DDR4 no ha parado de subir cada semana. Además, lo ha ido haciendo de manera imparable y constante, no sin los altibajos que suele caracterizar el precio de cualquier producto en el mercado. Hasta que, a fecha de hoy, resulta que el precio ya ha alcanzado el de lanzamiento.

La memoria RAM DDR4 se lanzó al mercado con la segunda generación de procesadores HEDT, los primeros que se fabricaron para el socket LGA2011 con chipset X99 para los procesadores Haswell-E y Broadwell-E. Por tanto, este modelo de memoria podemos decir que ya lleva bastantes años con nosotros. E inicialmente estaba francamente cara, aunque con su llegada a la gama media de procesadores de Intel con los procesadores de núcleos Skylake, su adopción se aceleró bastante y, por consiguiente, los precios comenzaron a bajar al aumentar la producción.

Ahora, quiero que miréis este gráfico (os aconsejo que pulséis sobre él para ampliarlo):

Por algún motivo, a partir de Julio de 2.016 los precios comenzaron a subir, aunque la principal subida se produjo en la temporada navideña de ese mismo año. Y desde entonces, los precios van desbocados de manera ascendente, sin visos de detener esta subida. Aunque el ascenso desde Julio del año pasado hasta ahora es todavía más evidente y pronunciado.

El precio de la RAM DDR4 tiene que estabilizarse y comenzar a bajar ya

No puede ser que casi cuatro años después de su lanzamiento al mercado, el precio de la memoria RAM DDR4 haya vuelto a ser el que tenía cuando se lanzó esta al mercado. Es, simplemente, un despropósito. Es normal que cuando se lanza un producto nuevo al mercado, éste tenga un precio elevado. Pero no puede ser que el precio de esta RAM haya decidido hacer una maniobra de yoyo y volver a situarse al mismo que al principio.

Sí, es verdad que la demanda de este tipo de RAM cada vez es más alta y que no ayuda nada en absoluto que los fabricantes de teléfonos móviles hayan decidido que ahora el nuevo estándar de cantidad  de RAM hasta en la gama baja son 3 GB mientras que en la gama alta son 8 GB (a este paso, nuestros móviles tendrán más RAM que nuestros ordenadores), pero tampoco veo que Samsung, SK-Hynix y Micron se estén poniendo mucho las pilas para intentar paliar este incremento en la demanda que lleva ya meses produciéndose.

Porque no hablamos de un incremento puntual: Hablamos de año y medio de incrementos continuados. Claro, que para ellos la situación debe de ser espectacular, dado que ellos tres suministran casi la totalidad de la RAM DDR4 que se fabrica ahora mismo y tienen el mercado prisionero. Así que no se les ve mucho interés porque la situación cambie.