Convierte en externos tus discos duros de 2,5″ con las carcasas de Apacer

Escrito por Juan Diego de Usera

Apacer acaba de presentar sus dos nuevos modelos de cajas para discos duros externos AD100 y AD300. Pensadas para aquellos usuarios poseedores de unidades de 2,5 pulgadas que no quieren jubilar las unidades que estaban empleando previamente en su equipo. Prolongado de esta manera su viuda operativa, aportándoles un plus interesante de movilidad a los datos que en ellas se almacenen.

Los discos duros, una vez se retiran del interior de nuestro equipo, la verdad es que suelen tener poco futuro. Hace bastantes años, las unidades de 3,5 pulgadas se podían meter en carcasas externas y se empleaban como unidades de back up. Pero esas unidades requerían de una fuente de alimentación externa para poder funcionar. Así que el tema de la portabilidad era bastante limitado. Vamos, que podías cambiar el lugar de casa donde estaba la caja con el disco pero para de contar. Por no contar que el peso de la propia carcasa, junto con el disco de 3,5 pulgadas lo hacía bastante pesado a la hora de transportarlo.

Todo eso cambia con la popularización que estamos viendo últimamente de los discos de 2,5 pulgadas. Porque, si bien antes era un formato que estaba reducido a su empleo con portátiles, la popularización de los discos sólidos los ha convertido en una de las primeras opciones de discos duros a emplear en los equipos de los usuarios.

Gracias al protocolo UASP, las cajas de Apacer pueden conseguir una gran velocidad de transferencia

Tanto la Apacer AD100 como la AD300 emplean una conexión USB 3.1, que emplea como protocolo de transmisión de datos el UASP (USB Attached SCSI Protocol). A diferencia del protocolo de transmisión BOT (Bulk Only Transport), el protocolo UASP es hasta un 70% más eficiente en la transmisión de datos entre dispositivos, empleando hasta un 80% menos de recursos del procesador al hacer dicha transferencia.

Todo esto significa que las carcasas, siempre y cuando la unidad interna sea capaz. Pueden transmitir datos hasta a 400 MB/s. Éso, a la hora de mover datos entre el dispositivo y un ordenador. Hace que las transferencias se realicen de manera fulgurante.

Mientras que el modelo AD100 está fabricado por una carcasa de acero de alta resistencia. Con los laterales recubiertos de plástico antideslizante en color negro. El modelo AD300 tiene la carcasa fabricada por completo en aluminio. Lo que le añade un plus de ligereza y de distinción que le viene especialmente bien. Por no contar que este modelo lleva unos orificios de ventilación en uno de sus laterales.

Apacer no ha comentado datos sobre cuándo comenzará la comercialización de estas nuevas carcasas ni sobre cuál será su precio de venta.

Continúa leyendo