Intel saca los últimos procesadores Core i9X que todavía faltaban por presentar

Escrito por Juan Diego de Usera

Intel acaba de presentar los tres últimos procesadores de la serie Core i9X que le quedaban por presentar. Los nuevos modelos Intel Core i9 7940X, 7960X y 7980X tendrán en su interior 14, 16 y 18 hilos respectivamente. Con 28,32 y 36 hilos en cada caso, debido a que estos procesadores sí llevan el Hyperthreading activado de serie.

Los Intel Core i9X son la nueva apuesta de este fabricante para recuperar el control de la gama HEDT. Cuyo mercado había sido puesto en entredicho con la llegada de los AMD Ryzen R7. Que muchas veces eran capaces de igualar, e incluso superar, en rendimiento a los anteriores modelos de esta gama. Algo que no debió de sentar especialmente bien a Intel, dado que hablamos de que un “simple” procesador de escritorio de 500 € era capaz de igualar el rendimiento de otro que costaba tres veces más.

Y cierto es que con los lanzamientos de los Core i9X 7900X y 7920X, Intel logró parcialmente recuperar su corona. Hasta que hace poco, AMD lanzó los procesadores Threadripper y volvió a sorprender a propios y a extraños. Porque Intel volvió a tener una sensación de Deja Vu, viendo que un procesador era capaz de competir frente a frente con sus nuevos modelos… Solo que siendo significativamente más barato.

Los nuevos Intel Core i9X cubren toda la parte superior de la tabla de rendimiento

Los nuevos procesadores Intel Core i9X retoman la guerra de núcleos que tenían con AMD. Justo en el punto donde se dejó tras el lanzamiento del Core i9 7920X. Dado que los tres nuevos procesadores se dedican a aumentar dos núcleos extra en cada modelo. Y, aunque su TDP es alto con 165 W, me parece toda una proeza de gestión de energía. El poder meter 18 núcleos completamente funcionales en un empaquetado, con solo 160 W de TDP. No está de más recordxar aquí que el TDP de Threadripper es de 180 W.

Eso sí, para poder conseguir esta proeza, Intel ha tenido que reducir las frecuencias base de funcionamiento de toda la gama. Y bastante, además, si tenemos en cuenta que el procesador tope de gama, el Core i9 798XE, tiene una frecuencia de funcionamiento de tan solo 2,6 GHz.

Claro que, al trabajo al que se van a dedicar estos procesadores. La frecuencia de funcionamiento no es algo tan decisivo como la cantidad de núcleos e hilos que pueden poner a disposición del software de trabajo.

Continúa leyendo