Cómo recuperar archivos de tu disco duro utilizando Disk Drill

Escrito por Rodrigo Alonso

Seguramente alguna vez os haya pasado: has eliminado accidentalmente algún archivo que luego necesitas -o lo has perdido por alguna circunstancia- y te ves obligado a buscar por Internet métodos para recuperar tus archivos borrados del disco duro. Si es así has llegado al sitio correcto, puesto que en el día de hoy te vamos a enseñar a recuperar archivos eliminados de tu disco duro utilizando la herramienta gratuita Disk Drill.

Como comentábamos hace un momento, para éste artículo vamos a utilizar la herramienta Disk Drill que podéis descargar desde su página web oficial, aunque tened en cuenta que la versión gratis nos permitirá recuperar hasta 100 MB nada más (generalmente suficiente para una emergencia); si necesitamos recuperar mayor cantidad de archivos, necesitaremos adquirir la versión PRO.

Nota: Recuperar datos borrados en un SSD

Pero antes de empezar hay que aclarar una cosa, y es cómo funciona cualquier software para recuperar archivos borrados con los SSDs, sean versiones gratis o de pago. Como sabéis, la gran mayoría de SSDs utilizan TRIM, que sirve para despejar el espacio utilizado por los archivos borrados.

Si un SSD tiene TRIM habilitado, lo más probable es que ningún software sea capaz de recuperar archivos borrados en éste, salvo que los datos se hayan perdido por algún error, corte de electricidad o similar y los sectores que contienen los datos borrados o dañados que queramos recuperar todavía no hayan sido informados como disponibles por el comando TRIM.

Recupera datos borrados de tu disco duro con Disk Drill

Lo primero que hemos de hacer es, lógicamente, descargar e instalar el software (que como indicábamos antes podéis hacerlo gratis desde su página web). Una vez instalado, lo ejecutamos y nos salta la pantalla de bienvenida, en la que se nos guiará a través del proceso de recuperación de archivos.

Al contrario que otros softwares, Disk Drill nos advierte desde el primer momento que la versión gratuita solo nos permitirá recuperar hasta 100 MB de datos, y lógicamente nos ofrece actualizar a la versión PRO.

Comenzamos. El software detecta todos los discos duros de nuestro sistema -incluyendo unidades USB externas si las tenemos conectadas-, y desde el primer momento nos ofrece la opción de recuperar (Recover). Fijaos que en los dispositivos SSD se nos da la opción adicional de proteger (Protect). Disk Drill creará una pequeña base de datos que almacenará temporalmente los archivos que borremos, de manera que podamos recuperarlos incluso aunque tengamos TRIM habilitado. Claro que esto será solo posible con archivos borrados después de habilitar ésta opción.

El software también nos permite crear una imagen del sistema (Backup into recoverable disk image) que nos servirá para recuperar todo lo que teníamos en el momento de hacerla. Es una medida bastante extrema de seguridad pero que puede resultar útil si nuestro sistema sufre una catástrofe, y la verdad es que está muy bien tener la opción.

Vamos allá con la recuperación de datos. Pulsamos sobre el menú Recover, y podemos escoger entre las opciones de utilizar todos los métodos de recuperación, o realizar un escaneo en profundidad.

Probamos primero con la primera opción, y en apenas 10 segundos ya ha encontrado un buen puñado de archivos candidatos a ser recuperados. Si os fijáis, en la zona izquierda tenemos una serie de filtros que nos permitirán buscar por imágenes, vídeos, documentos, audio, etc. de manera directa.

Una vez finalizado el escaneo rápido (que tarda apenas un par de minutos), Disk Drill nos muestra todo lo que podemos recuperar. Aquí podéis ver un ejemplo.

Tan solo tendremos que seleccionar todo lo que queramos recuperar, y en la zona superior indicar la ruta en la que queremos que nos lo deje. Pulsando el botón “Recover”, procederá con la tarea.

También podemos ir a cada archivo y recuperarlo individualmente si queremos.

El proceso tarda muy poco tiempo, y en seguida tendremos nuestro archivos eliminados de vuelta en el disco duro, en la ubicación que le hayamos indicado.

Si con el escaneo rápido no hemos encontrado los archivos que necesitábamos recuperar, podemos realizar el escáner en profundidad. Tardará más tiempo, pero encontrará prácticamente todo lo que se haya borrado en algún momento.

En mi caso, en un SSD (sin TRIM activado) de 480 GB, el escaneo duró unos 20 minutos, y la aplicación me ofrece recuperar prácticamente todo lo que se haya borrado desde el principio de los tiempos.

En éste ejemplo he intentado recuperar un archivo de vídeo de algo más de 2 GB. El proceso apenas ha tardado 5 segundos en hacerlo.

CONCLUSIÓN

En éste artículo hemos visto que gracias a aplicaciones como Disk Drill podremos recuperar archivos borrados gratis de nuestro disco duro o unidad USB externa de manera fácil y rápida, gracias a una interfaz intuitiva y a un proceso de escaneo bastante rápido. La verdad es que merece la pena tener una herramienta de éstas a mano por si acaso, y recordad que si queréis recuperar más de 100 MB de archivos borrados o perdidos por culpa de cortes eléctricos y demás, podéis adquirir la versión PRO, que cuesta 89 dólares con una licencia de por vida.

Más información en la página web oficial de Disk Drill.

Continúa leyendo