La primera placa base para AMD EPYC llega de la mano de Gigabyte

Escrito por Juan Diego de Usera

Los procesadores AMD EPYC 7000 se lanzaron hace tan solo unos días. Ha sido Gigabyte quien se ha adelantado al resto de fabricantes al presentar la primera placa base para ellos. Hablo de su nuevo modelo MZ31-AR0, repleto de funcionalidades destinadas al mercado empresarial. Funcionalidades como las 16 ranuras de memoria RAM DDR4-2400 RDIMM con soporte para módulos de hasta 32 GB.

Claro, que si eso os asombra, más os asombrará que los módulos LRDIMM y los NVDIMM que soporta la placa pueden tener hasta 64 GB cada uno. O lo que es lo mismo, la placa base pueden albergar hasta 1 TB de memoria RAM.

Pero vamos a ir un poco más despacio. Por ejemplo, la placa base alimenta el procesador mediante dos conectores EPS +12 V. Lo que viene a confirmar mi teoría que los AMD EPYC 7000 en realidad son dos procesadores Ryzen que comparten el mismo substrato. Y a través del cual se comunican todos los CCX entre sí. Eso sí, dado que EPYC es un auténtico SoC, la placa base no tiene ningún tipo de chipset. Todas las funciones de éste se organizan desde el propio procesador.

El almacenamiento es otra de las grandes bazas de la MZ31-AR0

Para gestionar el almacenamiento del equipo, la placa base de Gigabyte emplea 4 conectores SlimSAS. Esto hace que la placa permita la gestión paralela de hasta 16 unidades SATA 3. Aunque si quisiéramos aumentar dicha cantidad siempre podríamos instalar tarjetas de expansión. La placa cuenta con cinco ranuras PCIe x16 (aunque una de ellas es en realidad una x8) y dos PCIe x8. A parte, también cuenta con una ranura M.2 con soporte para tarjetas 2242, 2260 y 2280.

El apartado gráfico está a cargo de una gráfica integrada Aspeed AST2500 que carece de aceleración 3D y cuya máxima resolución son 1920 x 1200 píxeles. La salida de vídeo es un conector D-Sub15 tradicional en la parte trasera de la placa.

En cuanto al apartado de redes, está cubierto por dos puertos SFP+ 10Gb/s fabricados por Broadcom.

Lo que sí que no vais a encontrar en esta placa es una tarjeta de sonido. Seamos sinceros, poco uso se le va a dar a una en el entorno de los servidores ¿verdad?

Desde luego, estoy convencido que esta placa el nuevo AMD EPYC 7000 se va a encontrar de lo más confortable para desempeñar sus tareas. Y algo me dice que van a ser unos procesadores muy demandados dentro de la industria.

Continúa leyendo