AMD mete el núcleo Polaris 10 en las nuevas gráficas Radeon Pro Duo

Escrito por Juan Diego de Usera

En un movimiento que me ha sorprendido, porque no habían circulado los habituales rumores al respecto, Radeon Technologies acaba de presentar su nueva tarjeta gráfica dual Radeon Pro Duo, en la cual se han instalado dos núcleos Polaris 10 completos (los mismos que emplean las actuales Radeon Pro WX7100) y con un total de 32 GB de memoria GRAM GDDR5 y con un consumo que, a diferencia de lo ya vivido con las actuales Pro Duo, es mucho más comedido y no requieren una central nuclear dedicada para alimentarlas.

La Radeon Pro Duo utiliza dos núcleos Polaris 10 con 2304 stream processors. Esto significa que estamos considerando un total de 72 unidades de cálculo que equivalen a 4608 stream processors. La tarjeta funciona a una velocidad de reloj de 1.243 MHz en ambos núcleos gráficos, contando con una potencia total de 11,45 TFLOPs que es inferior a los 16 TFLOPs que posee la Pro Duo original que se lanzó el año pasado. La tarjeta mueve dos veces el rendimiento de cálculos de geometría de la Radeon Pro WX7100 y puede operar con hasta cuatro monitores de resolución 4K a 60 Hz y una única pantalla de resolución 8K a 30 Hz (modo de cable único) o una pantalla única de 8K a 60 Hz (modelo de cable dual).

En términos de memoria GRAM, la tarjeta es una actualización enorme sobre el anterior modelo que contaba con tan solo 8 GB de memoria HBM que figura en la Radeon Pro Duo con las GPU de Fiji. La nueva tarjeta monta 32 GB de memoria GDDR5 y AMD está utilizando con toda seguridad chips que funcionan a 7 GHz (aunque este extremo no lo se a ciencia cierta y es más una suposición mía que otra cosa) lo cual dispararía el ancho de banda hasta los de 448 GB / s.

A diferencia del modelo actual, que tiene un TDP MUY elevado, la nueva tarjeta gráfica requiere tan solo un conector PCIe de 8 pines y otro de 6 pines para poder desarrollar su actividad sin contratiempos. Esto significa que ya no serán necesarias fuentes de alimentación de muy alta potencia como pasaba con el modelo actual.

Pero dicho todo esto, y dado que la gráfica va claramente a un usuario profesional (no tanto como a los usuarios de escritorio, aunque siempre habrá quien dentro de ese nicho de mercado se la compre), ¿no creéis, que estando justo al lado del lanzamiento de Vega con la memoria HBM2, AMD se está precipitando a la hora de sacar este modelo al mercado? ¿No hubiera tenido más sentido haber sacado el modelo pero basado en Vega?

Continúa leyendo